La vida útil se refiere a la cantidad de tiempo que se espera que un activo sea funcional y adecuado para su propósito.

También conocida como vida económica o vida útil, la vida útil generalmente se mide en años y termina cuando el activo no puede operar como se requiere o ya no puede usarse para generar ingresos.

Vida útil y depreciación de activos fijos

La vida útil es un concepto importante en contabilidad porque se utiliza para calcular la depreciación . La depreciación es el proceso de contabilizar un activo fijo a lo largo de la cantidad de años que ayuda a generar ingresos.

Por lo tanto, la depreciación asegura que un activo se contabilice de acuerdo con el principio de calce, por el cual los gastos se reconocen en el mismo período contable que los ingresos relacionados.

Al conocer la vida útil de un activo, una empresa puede averiguar cómo asignar el costo inicial del activo, asegurando que el costo inicial se distribuya en todos los períodos contables relevantes en lugar de ponderarlo injustamente en el período en que se compró el activo.

La depreciación solo se aplica a activos fijos tangibles. Para los activos intangibles, el concepto correspondiente es la amortización .

¿Cómo calculo la vida útil de un activo?

Calcular la vida útil de un activo no es una ciencia exacta. Sin embargo, es importante hacer una estimación lo más precisa posible porque la vida útil tiene un impacto directo en cuánto se gasta un activo en cada período contable .

Por ejemplo, si cambia la vida útil de un activo de tres a seis años, la depreciación se lleva a cabo durante el doble de tiempo, pero la cantidad gastada en cada período se reduce a la mitad.

Varios factores pueden afectar el tiempo que se espera que un activo sea útil, que incluyen:

  • Uso: cuanto más se use un activo, más rápido se deteriorará
  • Si el activo es nuevo en el momento de la compra
  • Avances tecnológicos.

Por lo general, la vida útil de un activo se encuentra dentro de los siguientes rangos:

  • Automóviles y equipos automotrices: 3-6 años
  • Mobiliario: 5-12 años
  • Maquinaria y equipo: 3-20 años
  • Inmuebles, edificios y reformas: 10-50 años.

Vida útil versus vida física

Al calcular la vida útil de un activo, es importante recordar que la cantidad de tiempo que un activo es útil para una empresa puede no ser siempre la misma que la vida útil total del activo. Por ejemplo, debido a los avances tecnológicos, generalmente se considera que un activo es útil por menos tiempo del que realmente podría operar.

Al calcular la vida útil de los activos que espera reemplazar una vez que estén desactualizados, debe registrar la cantidad de años que su empresa utilizará el activo antes de reemplazarlo, en lugar de registrar la vida física completa del activo.

Rate this post

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.