Ventajas y desventajas de la gestión del capital de trabajo

¿Qué es la gestión del capital de trabajo?

La Gestión del Capital de Trabajo es una estrategia enmarcada y adoptada por los gerentes de negocios para monitorear el capital de trabajo (capital de trabajo significa activos circulantes y pasivos circulantes) del negocio. Es un concepto fundamental que calcula y evalúa la salud financiera y operativa de una empresa. A menudo se considera como una métrica para el desempeño de un negocio. Veamos tanto las ventajas como las desventajas de la gestión del capital de trabajo.

La administración del capital de trabajo se ocupa de controlar el período de crédito libre ofrecido a las cuentas por cobrar, monitorear la implementación efectiva de la política de crédito para mantener los niveles óptimos de existencias y efectivo. Acelera el ciclo de capital de trabajo de una empresa y alivia la posición de liquidez. Los gerentes también intentan extender el crédito disponible de las cuentas por pagar y así aprovechar el crédito comercial, que normalmente se considera un capital de trabajo libre hasta cierto período.

La gestión del capital circulante es un concepto fácilmente comprensible que se puede vincular al hogar de una persona. Es como la forma en que un individuo recolecta efectivo de sus ingresos y cómo planea gastarlo en sus necesidades.

Ventajas de la Gestión del Capital de Trabajo

Asegura Liquidez

Las empresas suelen tener problemas debido a la falta de efectivo necesario para las operaciones y para pagar las deudas a corto plazo. Ocurre debido a una política de gestión del capital de trabajo ineficaz o inexistente en la empresa. La gestión del capital de trabajo garantiza la liquidez mediante el seguimiento de las cuentas por cobrar, las cuentas por pagar, la gestión de existencias y la gestión de la deuda. Ayuda a mantener suficiente efectivo líquido en el negocio en cualquier momento para pagar los costos operativos y las deudas a corto plazo. Por lo tanto, ayuda a asignar los recursos de manera óptima.

Evade Interrupciones en las Operaciones

La gestión del capital de trabajo implica el uso del análisis de razones. Los índices como el índice de capital de trabajo, el índice rápido, el índice de rotación de cuentas por cobrar, etc., se calculan e interpretan para proporcionar información a la administración. Dicha información ayuda a los gerentes a planificar y ejecutar operaciones comerciales de la manera más eficiente. El uso óptimo de la gestión del capital de trabajo evita cualquier obstáculo futuro en las operaciones comerciales. Instancias como la demora en el pago de las cuentas por pagar y la falta de producción se minimizarían en una cantidad sustancial. Esto le daría a la empresa una ventaja competitiva sobre sus competidores.

Mejorar la rentabilidad

La aplicación adecuada de la estrategia de gestión del capital de trabajo mejoraría la rentabilidad de la empresa a largo plazo. La política administra adecuadamente el inventario para evitar fallas operativas. El cobro de las cuentas por cobrar comerciales sería puntual ya que la gestión de las cuentas por cobrar es una parte clave de la gestión del capital de trabajo. No habría casos de incumplimiento en el pago de la deuda comercial en la fecha de vencimiento debido a la adecuada gestión y asignación del efectivo.

Mejora la salud financiera

La gestión del capital de trabajo se ocupa básicamente de la gestión del efectivo en una empresa. Evalúa las fuentes de entrada de efectivo y determina la salida de efectivo de la mejor manera posible. La asignación adecuada de efectivo crea un margen para la inversión del efectivo restante o para pagar deudas a corto plazo. Permite que el negocio sea financieramente solvente la mayor parte del tiempo y así evadir cualquier problema legal que pudiera haber surgido por falta de capital de trabajo. Una mayor rentabilidad implicaría un mayor rendimiento del capital empleado. Esto, a su vez, atraería más capital de posibles inversores, lo que conduciría al desbloqueo de nuevas capacidades.

Valor añadido

Como se explicó anteriormente, el capital de trabajo mejora la salud financiera y el éxito operativo de una empresa. Hace que la empresa se destaque entre sus pares. Surge un sentido de respeto en el mercado por el negocio. Todo esto, a su vez, conduce a la adición de valor para la entidad.

Desventajas de la gestión del capital de trabajo

Solo factores monetarios

Esta estrategia sólo tiene en cuenta los factores monetarios. Elementos monetarios como el valor de las deudas por cobrar, el valor de los productos terminados, etc., son los determinantes básicos al implementar la estrategia. Factores no monetarios como recesión, trabajadores insatisfechos, cambios en la política del gobierno hacia la industria, etc., no son considerados o no tienen relevancia en esta política.

no situacional

Otra desventaja de la política de administración del capital de trabajo es que no es de naturaleza situacional. La estrategia no reconoce cambios repentinos en las condiciones del mercado, ya que se basa en eventos y cifras anteriores. El tiempo necesario para responder a ciertos eventos recientes es importante para impactar las operaciones comerciales y la rentabilidad.

Basado en datos

La gestión del capital de trabajo opera en torno a los datos. Es el alma clave de cualquier estrategia de gestión del capital circulante. Los datos incluirían cada detalle sobre los componentes del capital de trabajo. Por ejemplo, en las cuentas por cobrar comerciales, requeriría la fecha de venta, el período de crédito, el número de días de gracia permitidos, una penalización en caso de incumplimiento de pago, etc. Sin datos, esta estrategia no tiene relevancia en el mundo práctico.

Problema de interpretación

La gestión del capital de trabajo implica técnicas de análisis de ratios. Las proporciones son solo un número que permite al usuario interpretar el resultado. En la mayoría de los casos, no está claro para un usuario si una proporción en particular es favorable para la empresa o no. Por ejemplo, en el caso de la relación de activos circulantes, es recomendable que una relación superior a 1:1 sea favorable. Pero por otro lado, también es recomendable que proporciones superiores a 2:1 sean desfavorables, teniendo en cuenta las condiciones comerciales y el ciclo comercial. Ahora, si una empresa tiene un ciclo de cuentas comerciales por cobrar más grande que el promedio de la industria, la empresa no podría interpretar la relación con precisión.

Conclusión

Por lo tanto, podemos concluir que la gestión del capital de trabajo es una herramienta muy eficiente en manos de la gerencia para asignar adecuadamente sus activos circulantes hacia sus pasivos circulantes. Ofrece muchas ventajas a la entidad, pero también tiene ligeras desventajas. Pero para concluir, sus méritos superan a sus méritos por un amplio margen. Por lo tanto, los gerentes comerciales deben utilizarlo, teniendo en cuenta las necesidades situacionales del negocio.

Rate this post

Articulos relacionados

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *