El análisis de ratios es una herramienta para determinar la salud financiera y la eficiencia operativa de una empresa. La alta dirección lo utiliza para medir el rendimiento de la empresa y ayuda a los inversores a analizar el negocio desde varios ángulos y tomar una decisión informada antes de invertir en él. Echemos un vistazo a las ventajas y aplicaciones del análisis de razones.

¿Cómo puede la administración de la empresa usar el análisis de razones?

Hoy veremos cómo la gerencia de la empresa puede usar o aplicar el análisis de razones para maximizar sus beneficios.

Comparación entre empresas

El análisis de índices puede ser una excelente herramienta para que las empresas comparen su desempeño con el mejor en el negocio. Si a sus competidores les está yendo bien, analizar sus estados financieros le dará una idea de qué áreas le faltan frente a sus competidores. De esta forma, podrás señalar tus puntos débiles o áreas de mejora.

Comparación intraempresarial

El análisis de proporciones también se puede utilizar para comparar el desempeño de varios departamentos dentro de la misma empresa. La gerencia puede usar esto para averiguar los departamentos que están impulsando el desempeño general de toda la empresa.

Aunque el análisis de proporciones analiza datos pasados, puede ayudar a establecer una tendencia futura basada en la creencia de que ‘la historia se repite’.

¿Cómo pueden los inversores utilizar el análisis de ratios?

Los inversores pueden utilizar el análisis de ratios para medir el rendimiento de varias empresas. El análisis de índices se puede utilizar para medir la rentabilidad de varias empresas, sus políticas de crédito, qué tan solvente es la empresa, qué tan líquidos son sus activos, si la gestión de la empresa es lo suficientemente eficiente, etc. Con todos estos datos, los inversores pueden decidir antes de invertir en una compañía.

Evaluación de Liquidez

Los índices de liquidez son una clase de métrica financiera que ayuda a determinar la capacidad de una empresa para cumplir con sus obligaciones de deuda inmediatas a corto plazo. Cuanto mayor sea el valor de estos índices, mejor será la posición de la empresa para cumplir con su obligación de deuda. Por otro lado, un valor muy alto de estos índices puede sugerir que la empresa no está tomando decisiones de inversión prudentes y que está sentada sobre una pila de efectivo sin invertir.

Esto ayudará a los inversores a elegir la empresa con menos riesgo y más ganancias futuras.

Los índices de liquidez hacen uso de activos circulantes y pasivos circulantes. Algunos de los índices de liquidez comunes son:

1. Razón Corriente = Activos Corrientes / Pasivos Corrientes

2. Ratio de prueba ácida = (Activo corriente – Existencias) / Pasivo corriente

Evaluación de Solvencia a Largo Plazo

Los índices de solvencia ayudan a determinar la capacidad de una empresa para cumplir con sus obligaciones a largo plazo. Supongamos que una empresa tiene un valor bajo de índices de solvencia. Puede generar dudas en la mente de los inversionistas sobre si la empresa es capaz de cumplir con sus deudas y si puede incumplir sus obligaciones.

Esta relación ayudará a un inversor a salvarse de una empresa que podría incurrir en una pérdida masiva en un futuro próximo.

A continuación se dan algunos de los índices de solvencia comúnmente utilizados.

1. Relación de endeudamiento = Deuda total / Activos totales

2. Relación deuda-capital = Pasivo total / Patrimonio total del propietario

3. Razón de Endeudamiento = Deudas Totales / Pasivos Totales

Evaluación de Rentabilidad

Los ratios más utilizados son los ratios de rentabilidad. Al final del día, no importa lo que una empresa intente hacer, su objetivo final es maximizar sus ganancias y riqueza. Los ratios de rentabilidad analizan la rentabilidad de una empresa en comparación con las inversiones realizadas y los ingresos que genera.

Aquí, un inversor podrá seleccionar una empresa con mayores rendimientos.

Algunas de las relaciones de rentabilidad de uso común se dan a continuación.

  1. Margen de beneficio neto = Ingreso neto / Ingreso total
  2. Retorno sobre el capital = Ingreso neto / Patrimonio promedio del propietario
  3. Rendimiento de los activos = Utilidad neta / Activos totales promedio

Evaluación de la Eficiencia Operativa

Los índices de eficiencia miden la eficacia con la que una empresa utiliza sus activos y administra sus deudas. Los índices de eficiencia miden el ritmo del ciclo de cuentas por cobrar, cuentas por pagar e inventario.

Cuanto más eficientemente una empresa utilice sus recursos, más retornos podrá generar. Entonces, al final, se cumplirá el objetivo de todo inversor de obtener mayores rendimientos.

Algunas de las proporciones comunes en esta categoría se dan a continuación.

  1. Relación de rotación de inventario = Costo de bienes vendidos / Inventario promedio
  2. Rotación de cuentas por cobrar = Ingresos / Promedio de cuentas por cobrar
  3. Rotación de cuentas por pagar = Costo de bienes vendidos / Promedio de cuentas por pagar

Conclusión

El análisis de ratios puede hacer maravillas tanto para los inversores como para una empresa. Si una empresa utiliza esta herramienta y se da cuenta de sus debilidades y fortalezas y, al mismo tiempo, si comienza a trabajar en ellas, puede crear mucho a partir de ella. Pueden trabajar en sus debilidades para mejorar y fortalezas para llevar adelante. Ahora, es el turno del inversor; si los inversores analizan las proporciones correctamente y las entienden correctamente, pueden salvarse de una gran pérdida y pueden avanzar hacia una empresa más rentable.

Consulte el artículo IMPORTANCIA DEL ANÁLISIS DE LA RAZÓN para obtener más conocimientos.

Rate this post

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.