La ventaja competitiva y la ventaja comparativa son conceptos de economía. Ambos conceptos juegan un papel importante en la toma de decisiones de un país (y empresa) a la hora de decidir sobre las exportaciones, productos o servicios a ofrecer, o diseñar una estrategia de negocios. Es importante que un país (y una empresa) comprenda los productos en los que tiene una ventaja tanto competitiva como comparativa. La gente a menudo usa ambos términos indistintamente porque se ven y suenan muy similares. Pero, los dos conceptos son muy distintos entre sí. Para conocer claramente estos dos conceptos, es importante que conozcamos y entendamos las diferencias entre ventaja competitiva vs ventaja comparativa.

Antes de detallar las diferencias entre ventaja competitiva y ventaja comparativa, tengamos una idea de lo que significan los dos conceptos.

Ventaja Competitiva vs Ventaja Comparativa – Explicación

Ventaja comparativa

La ventaja comparativa es un término relativo y no absoluto. Y la ventaja comparativa se refiere a la capacidad de un país (o empresa) para fabricar ciertos productos a un costo menor que el costo de oportunidad para otros. El costo de oportunidad es el costo al que se renuncia al seleccionar una opción sobre otra. Por ejemplo, el costo de oportunidad de trabajar horas extras es no poder pasar el mismo tiempo con la familia. Supongamos que dos productos usan la misma materia prima y eso escasea. Y si elegimos uno, estamos descartando el otro porque la materia prima ya se ha consumido. Ese será el costo de oportunidad.

En palabras simples, la ventaja comparativa significa la eficiencia en la fabricación de un producto. O bien, la capacidad de un país para fabricar un producto de manera eficiente a partir de todos los demás productos que podría producir. Este concepto ayuda a explicar por qué es posible un comercio monopólico. Incluso si un país puede producir todos los productos con menos recursos en comparación con otros productos.

RECOMENDADO:  ¿Qué es el principio de unidad monetaria?

Por ejemplo, los Emiratos Árabes Unidos y China producen gasóleo. Sin embargo, los Emiratos Árabes Unidos tienen fácil acceso al petróleo, pero China primero necesita importar petróleo y luego producir diesel. Entre los dos países, EAU tiene una ventaja comparativa sobre China.

Ventaja competitiva

La ventaja competitiva, por el contrario, se refiere a cualquier beneficio o ventaja que un país (empresa) tiene sobre los demás. Este beneficio o ventaja podría ser un menor costo de material, menor costo de mano de obra, fácil acceso a la materia prima y más. O bien, podemos decir que una empresa tiene una ventaja competitiva si es capaz de ofrecer mayor valor a los clientes, ya sea mediante precios más bajos u ofreciendo más beneficios y servicios al mismo precio. Un negocio o una empresa siempre se esfuerza por lograr una ventaja competitiva.

Según Michael Porter, una empresa puede tener dos tipos de ventajas competitivas. La primera es: ofrecer el mismo producto o servicio que los demás pero a un costo menor. Y la segunda es ofreciendo un mejor producto o servicio, pero al mismo precio que los demás.

Ahora que tiene una idea de lo que significan los dos conceptos, veamos las diferencias entre la ventaja competitiva y la ventaja comparativa.

Ventaja Competitiva vs Ventaja Comparativa – Diferencias

Las siguientes son las diferencias entre la ventaja competitiva y la ventaja comparativa:

Significado

La ventaja comparativa ayuda a un país (o empresa) a comprender cómo podría beneficiarse debido a un menor costo de oportunidad, al seleccionar un producto sobre otro. La ventaja competitiva, por el contrario, ayuda a una empresa (o país) a comprender cómo podría beneficiarse al tener una ventaja distintiva sobre otros al ofrecer el mismo tipo de producto o servicio.

RECOMENDADO:  Tipos de suscriptores: todo lo que necesita saber

Concepto de economía o negocios

La ventaja comparativa es más un concepto económico y ayuda a facilitar el comercio entre dos naciones. Por el contrario, la ventaja competitiva es más un concepto de gestión estratégica. Esto se debe a que ayuda a las empresas a vencer a la competencia. Muchos expertos, sin embargo, argumentan que una nación puede tener tanto una ventaja competitiva como una ventaja comparativa.

¿Qué Indican?

La ventaja comparativa ayuda a comprender los patrones y las ganancias del comercio internacional. Esto podría deberse a la disponibilidad de recursos naturales, conjunto de habilidades, etc. Por otro lado, la ventaja competitiva explica qué empresas o países están en una mejor posición para ganar la competencia.

¿Cómo se logra?

Un país (o empresa) obtiene una ventaja comparativa si las economías de escala le permiten producir un producto de manera más eficiente que otros. Cuando una estrategia comercial ayuda a una empresa (o país) a diferenciar su producto o servicio de los demás, se dice que esa empresa (o país) tiene una ventaja competitiva.

Diferenciación

Tener una ventaja comparativa no significa diferenciación; más bien sugiere principalmente rentabilidad. Sin embargo, tener una ventaja competitiva significa que una empresa puede diferenciar su producto o servicio de los demás. La diferenciación podría ser en términos de costo o cualquier otra característica. 

Ventaja competitiva vs ventaja comparativa: ¿cuál es importante?

La ventaja comparativa es menos significativa hoy en día debido a la globalización. Ahora, cualquier empresa puede obtener una ventaja comparativa subcontratando los insumos, como materias primas, capital y otros. Es por eso que las empresas hoy en día se están enfocando más en la ventaja competitiva al diferenciar su producto de los demás. La diferenciación ahora se basa principalmente en aspectos no relacionados con el costo, como la calidad, las características y más.

RECOMENDADO:  Ventas netas - ¿Qué son las ventas netas?

Por ejemplo, Apple y Samsung ofrecen teléfonos de gama alta. Pero los iPhone de Apple se perciben como de mayor calidad.

Ultimas palabras

Tanto la ventaja competitiva como la ventaja comparativa juegan un papel crucial para ayudar a los países (empresas) a decidir sobre los productos que deben producir. Ambas ventajas pueden parecer muy similares entre sí porque la ventaja comparativa es un componente de la ventaja competitiva. Pero, al comprender los dos, un país (o empresa) está en una mejor posición para tomar una decisión.

Rate this post

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *