¿Qué entendemos por variación del precio de venta?

La variación del precio de venta es la variación o diferencia que se produce debido a las diferencias en el precio de venta de los productos o servicios realmente logrados frente a los presupuestados. Las empresas preparan un presupuesto o previsión de la cantidad de ingresos que generarán por las ventas de sus productos durante un período de tiempo determinado. Para ello, asumen los precios de venta de los productos y servicios y la cantidad que la empresa podrá vender en ese período. La empresa puede necesitar aumentar o disminuir el precio de venta de sus productos más adelante debido a algunas razones inevitables.

Todos estos cambios crean una brecha entre los precios considerados al presupuestar los ingresos y el precio de venta real de los productos. Usamos la métrica de Variación de precio de venta para medir esta brecha o diferencia.

Necesitamos entender claramente que el SPV siempre se calcula para un período específico. Puede ser por un mes, un trimestre, un año o según los requisitos de gestión. Puede ser favorable en caso de que la empresa pueda cobrar un precio más alto por su producto o servicio que las estimaciones anteriores. El SPV será desfavorable en caso de que el precio de venta presupuestado sea superior al precio al que realmente vende sus productos.

¿Cómo calculamos la variación del precio de venta?

Los pasos para llegar al SPV son:

  1. Obtenemos la diferencia entre el precio de venta estimado o presupuestado y el precio de venta real restando uno del otro. 
  2. Luego multiplicamos la diferencia según el punto 1 anterior por el número de unidades de los productos que la empresa realmente puede vender.
  3. La cifra que se obtiene al multiplicar es la cantidad/cantidad de SPV.

Por lo tanto, la fórmula para calcular el SPV será la siguiente: 
SPV = Número real de unidades que vende una empresa en un período x (Precio real del producto/servicio – Precio estándar según el presupuesto)

Entendamos el cálculo con la ayuda de algunos ejemplos.

Ejemplo 1

ABC Pharmaceuticals Ltd. es una empresa de fabricación de medicamentos que fabrica principalmente el medicamento paracetamol X. Se las arregla para producir y vender 100000 tiras del medicamento X en un mes al precio de $10 por tira. La demanda de su medicamento X experimentó un aumento repentino con el advenimiento de una catástrofe médica Covid-19 en todo el mundo. La gerencia decide aprovechar la oportunidad de obtener algunas ganancias adicionales aumentando los precios de su medicamento X a $12 por tira.
Por lo tanto, la variación del precio de venta de la empresa para el mes en curso se calculará de la siguiente manera:
SPV = 100000 ($12 – $10)
= $200000 favorable por mes.
En este caso, la empresa gana dinero extra debido al aumento de precio. Por lo tanto, el SPV es favorable.

Ejemplo 2

XYZ Toys Ltd. es una empresa de fabricación de juguetes y vende un famoso juguete Z en los mercados. En promedio, vende 5000 unidades de juguete Z a $50 por pieza en un mes. La misma catástrofe médica Covid-19 golpea dura y negativamente el negocio de la compañía. Para mantener el mismo nivel de producción y ventas, se ve obligado a reducir el precio del juguete Z a $45 por pieza.
Calculamos la variación del precio de venta para la empresa de la siguiente manera:
SPV= 5000 unidades x ($45 – $50)
= $25000 desfavorable por mes.
En el caso anterior, la empresa enfrenta una pérdida con el recorte de precios. Por lo tanto, el SPV es desfavorable.

¿Por qué ocurre la variación del precio de venta?

Hay una serie de razones que obligan a una empresa a cambiar los precios de sus ofertas, lo que da como resultado una Variación en el precio de venta. Echemos un vistazo a esas razones y circunstancias:

Competencia

El aumento de la competencia es uno de los factores más importantes que obligan a una empresa a modificar o reducir sus precios. En esta era de competencia feroz, todas las empresas utilizan la fijación de precios para mejorar sus ventas y/o mantener alejado a la competencia. Por lo tanto, las empresas a menudo ofrecen descuentos a sus clientes, reducen permanentemente los precios de sus productos o aumentan la cantidad manteniendo el precio igual para luchar contra la competencia. Esto resulta en un SPV desfavorable.

Del mismo modo, hay empresas que son monopolios o cercanas a los monopolios. Y tales empresas, debido a su dominio del mercado, nunca se preocupan por la competencia. Por lo tanto, dichas empresas aprovechan todas las oportunidades disponibles para aumentar el precio de sus productos. Este poder de fijación de precios da como resultado un SPV favorable. Aunque un aumento de precio injustificado puede resultar en una caída de la cantidad demandada. Y eso eventualmente resultará en una reducción en la facturación y en las ganancias de la empresa.

Esto lleva a la inferencia de que, a pesar de tener un poder de fijación de precios, cualquier aumento injusto puede afectar negativamente el volumen de ventas. Y puede obligar a los consumidores a explorar otros proveedores. O puede jugar aguafiestas con la buena voluntad y la marca de la empresa.

Estrategia para colocar precios

La estrategia de fijación de precios de productos de una empresa también da como resultado SPV. Puede hacer uso de una estrategia de desnatado al lanzar un nuevo producto. Los precios inicialmente serán más altos y gradualmente cambiarán o bajarán. Esto resultará en un SPV.

Del mismo modo, puede utilizar precios de penetración de mercado vendiendo inicialmente sus ofertas a un precio inferior al de la competencia. O pueden vender los productos en la etapa de lanzamiento inicial con un descuento sobre el precio estándar. Gradualmente aumentará sus precios una vez que desarrolle una base de clientes leales. Esto nuevamente causará una variación en el precio de venta. Del mismo modo, se producirá un SPV cada vez que la empresa cambie la estrategia de precios de sus productos entre el período presupuestario.

Cambios en la demanda de productos

Los gustos y preferencias de los consumidores son inciertos y van cambiando con el tiempo. Pueden reducir el consumo de algunos productos debido a un cambio en el gusto o debido a algún desastre natural imprevisto, como una inundación o un terremoto. La repentina caída de la demanda de los productos puede obligar a las empresas a reducir sus precios para vender más. O para liquidar el stock disponible, para que el impulso de producción continúe. Esto resultará en un SPV desfavorable.
A veces, puede ocurrir lo contrario con un aumento repentino de la demanda de algunos productos. Por ejemplo, la venta de productos farmacéuticos y alimentos naturales se dispara en tiempos de una catástrofe médica. Las empresas pueden aumentar repentinamente los precios de sus productos para obtener ganancias adicionales. Y eso puede conducir a un SPV favorable.

Otras razones

Además de estas razones clave, puede haber otras razones que conduzcan a una variación del precio de venta. El marketing y la promoción efectivos, los nuevos lanzamientos y productos con características mejoradas, una imagen de marca sólida, buena voluntad, etc., pueden ayudar a una empresa a lograr un SPV favorable.
Por otro lado, factores como la imposición de nuevas reglas y regulaciones gubernamentales restrictivas, tecnología obsoleta que resulta en productos de mala calidad, etc., pueden causar un SPV desfavorable.

Consulte Variación del valor de ventas para conocer otros tipos de variaciones de ventas.

¿Cuál es la importancia de la variación del precio de venta?

La variación del precio de venta es una métrica estadística importante, especialmente en el actual entorno empresarial ferozmente competitivo. Ayuda a las empresas a separar los productos y servicios que resultan en una variación favorable de aquellos que resultan en una variación desfavorable durante un período de tiempo. La empresa puede seguir centrándose más en el primer conjunto de productos. Puede centrarse menos o eliminar el producto o servicio por completo, lo que da como resultado una variación continua desfavorable del precio de venta durante múltiples períodos de tiempo.

Además, la variación del precio de venta alienta a la empresa a mejorar su estrategia de fijación de precios y preparar un presupuesto de ventas en consecuencia. Los presupuestos basados ​​en datos históricos pueden haberse vuelto redundantes y obsoletos. Por lo tanto, ayuda en la mejora de la planificación y el control de la gestión.

Una variación favorable ayudará a la empresa a cobrar un precio más alto por sus productos en el mercado, lo que dará como resultado un mayor volumen de ventas y ganancias. Pero la empresa también debe tener cuidado al hacerlo. De lo contrario, podría terminar perdiendo clientes frente a los competidores o reduciendo el consumo a largo plazo. Ambos casos conducirán a la pérdida de ventas y ganancias.

Rate this post

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *