Teoría de la preferencia por la liquidez: significado

La teoría de la preferencia por la liquidez es una teoría que sugiere que los inversores exigen tasas de interés más altas o primas adicionales para vencimientos e inversiones a mediano o largo plazo. Según esta teoría, el riesgo aumenta con la madurez. En tal situación, los inversores deberían apuntar a tasas de interés más altas porque las inversiones a corto plazo son más líquidas que las inversiones a mediano o largo plazo. En pocas palabras, las tasas de interés indican directamente el precio del dinero. Por lo tanto, permaneciendo constantes otras cosas, la demanda y la oferta de dinero determinan la tasa de interés. Además, hay un viejo dicho en el mundo de las finanzas y las inversiones que dice que “ más vale pájaro en mano que ciento volando”. Y esto confirma y justifica plenamente la preferencia por la liquidez y un aumento de las primas o de los tipos de interés a medida que aumenta el vencimiento.

Comprender la teoría de la preferencia de liquidez

John Maynard Keynes desarrolló la Teoría de la Preferencia de Liquidez en 1936. Y esta teoría otorga una importancia inmensa al factor de liquidez de la inversión. Según esta teoría, las inversiones a corto plazo proporcionan una tasa de interés más baja porque brindan liquidez a los inversores. Además, las inversiones a mediano y largo plazo conducen a tasas de interés más altas debido a su naturaleza ilíquida. Las inversiones a corto plazo vencen desde o dentro de un año del depósito al proporcionar liquidez, en contraste con las inversiones a mediano y largo plazo que vencen después de 3 a 10 años y son de naturaleza ilíquida.

Según John Maynard Keynes, la oferta y la demanda de dinero determinan las tasas de interés. Las personas prefieren tener efectivo líquido en sus manos en lugar de invertirlo prefiriendo efectivo líquido. Así, según Keynes, las tasas de interés son una recompensa por no tener liquidez en sus manos, y la consideración va de la mano con la ideología de que el efectivo es el activo más líquido.

Demanda de dinero (motivos)

La teoría de la preferencia por la liquidez mide la liquidez en relación con la demanda de dinero u otros instrumentos líquidos. Y según Keynes, hay tres razones principales (motivos) para la demanda de dinero. Estos motivos son los siguientes:

Motivo de las transacciones

Este es un motivo fundamental para la demanda de dinero del individuo. Aquí, para satisfacer todas las necesidades diarias, el individuo requiere dinero con motivo de transacción. Por motivo de transacción, el individuo requiere dinero para comprar alimentos y mantener el nivel de vida. Además, un mayor gasto con un motivo de transacción conduce a un aumento en el nivel de vida. Por lo tanto, para mantener el nivel de vida, las personas necesitan suficiente efectivo en la mano. La mayoría de las personas con mayor capacidad de ingresos requieren más dinero para satisfacer sus necesidades diarias. Según John Maynard Keynes, la demanda por motivo de transacción es inelástica a las tasas de interés y elástica al nivel de ingresos. Como resultado, el Motivo de la Transacción es una función de los niveles de ingreso y se expresa de la siguiente manera: –

T = f (Y)

Donde,

T = Demanda por Motivo de Transacción

Y = Nivel de Ingreso

En pocas palabras, la demanda de efectivo con motivo de transacción es para pagar gastos corrientes.

Motivo de precaución

Según John Maynard Keynes, este es el segundo motivo de la demanda de dinero. Los individuos exigen dinero con un motivo de precaución para protegerse de un futuro incierto. Porque el futuro es incierto y podría haber desastres repentinos naturales o provocados por el hombre. En tal situación, para protegerse, los individuos exigen dinero con intenciones de precaución. Y el dinero retenido con motivo precautorio se conoce como ‘Saldo Inactivo’. Estas situaciones inciertas exigen una salida de efectivo, por lo que las personas exigen dinero por las mismas. Según John Maynard Keynes, la demanda precautoria es inelástica a la tasa de interés y elástica con respecto a los niveles de ingreso, al igual que el motivo de transacción. En consecuencia, el motivo de precaución es función de los niveles de ingreso, y la expresión del mismo es la siguiente: –

P = f (Y)

Donde,

P = Demanda por Motivo de Precaución

Y = Nivel de Ingreso

En pocas palabras, pedir dinero en efectivo con un motivo de precaución protege contra condiciones futuras inciertas.

Motivo especulativo

Un motivo especulativo es el tercer motivo de la demanda de dinero. Bajo este motivo, los individuos demandan dinero considerando las fluctuaciones en las tasas de interés o en los precios de los bonos. Si las tasas de interés son más bajas o los precios de los bonos son más bajos, hay una gran demanda de dinero con motivos especulativos y viceversa. Si las tasas de interés son más bajas, estas personas retienen o atesoran su dinero e invierten más tarde cuando las tasas de interés son más altas. Como resultado, bajo la demanda especulativa de dinero, existe una relación inversa entre las tasas de interés y la demanda de dinero, y la expresión del motivo especulativo es la siguiente:

S = f (R)

Donde,

S = Demanda por motivo especulativo

R = Tasa de interés

En pocas palabras, la demanda de efectivo con un motivo especulativo es generar ganancias cambiando el escenario de inversión y el valor de los instrumentos.

Por lo tanto, los tres motivos anteriores son las razones de los fondos líquidos en poder de los individuos.

Demanda total

La demanda agregada de dinero o la función de preferencia por la liquidez sería la suma de los tres motivos de transacción, precautorio y especulativo).

TD = T + P + S

TD = f (Y) + f (Y) = f (R)

Demanda Total = f (Y, R)

Donde TD es la Demanda Total, que es función de la Renta (Y) y la Tasa de Interés (R).

Oferta de dinero

Según John Maynard Keynes, el banco central del país fija y determina en gran medida la oferta de dinero. Por tanto, según la teoría de la preferencia por la liquidez, la oferta es perfectamente inelástica y representa gráficamente una línea recta vertical.

Determinación de la Tasa de Interés

El tipo de interés se determina en el punto en que la demanda de dinero es igual a la oferta de dinero. Y en el gráfico de determinación de la tasa de interés, la curva TD tiene pendiente negativa de izquierda a derecha. Esto se debe al vínculo opuesto entre la demanda de dinero y la tasa de interés. Mientras que la curva de Oferta (SP) es perfectamente inelástica y representa una línea recta vertical. Entendamos esto con una representación gráfica: –

Interpretación

Como se muestra en la figura anterior, el eje X mide la cantidad de dinero y el eje Y la tasa de interés. En la figura, TD es la curva de demanda de dinero y SP es la curva de oferta de dinero. Y el punto en el que la demanda de dinero es igual a la oferta de dinero se denota por E. En el punto E, ambas curvas se intersecan y determinan la tasa de interés R, y la tasa de interés R es la tasa de interés de equilibrio.

En el punto E1, la oferta de dinero es mayor que la demanda de dinero, por lo que las personas compran más valores. La tasa de interés comienza a retroceder al punto R (nivel de equilibrio) en tales situaciones. De manera similar, en el punto E2, la demanda de dinero es mayor que la oferta de dinero y, por lo tanto, las personas comenzarán a vender valores. Como resultado, la tasa de interés subirá al nivel de equilibrio R.

Si observamos la figura anterior, hay una trampa de liquidez, y el rango entre R-Min y R-Max se conoce como trampa de liquidez, por lo que la tasa de interés solo fluctúa por debajo de esta trampa.

Limitaciones de la teoría de la preferencia por la liquidez

  • Una de las mayores limitaciones de la teoría de la preferencia por la liquidez es que asume que la tasa de empleo es constante. En realidad, la tasa de empleo no es constante y cambia constantemente.
  • La segunda crítica es que esta teoría asume un cierto nivel de ingresos.
  • La tercera crítica es que esta teoría afirma que es efectivo o inversión en bonos. En el escenario actual, muchas personas tienen efectivo a su disposición con fines de liquidez e inversiones en bonos. Esta teoría ignora por completo el escenario de recibir beneficios de intereses para algunos fondos y recibir beneficios de liquidez para los fondos restantes.
  • La cuarta crítica es que existen diferentes tasas de interés en diferentes mercados simultáneamente, lo que la teoría de la preferencia por la liquidez ignora por completo.
  • Según los expertos, la preferencia por la liquidez no es el único criterio para las tasas de interés. Esta teoría tampoco tiene en cuenta tantos elementos reales. Esta ignorancia es la quinta crítica.
  • El ahorro realizado por los individuos no se considera bajo esta teoría.

Estas críticas no son exhaustivas por naturaleza.

Conclusión de la teoría de la preferencia por la liquidez

A pesar de las muchas críticas a la teoría de la preferencia por la liquidez, es útil para identificar el efecto de la demanda y la oferta de dinero en las tasas de interés. Muestra la relación entre los motivos de las personas con los ingresos y las tasas de interés. También afirma que la política monetaria no es efectiva en la economía debido a una trampa de liquidez durante la depresión de la economía. Sin embargo, al mismo tiempo, debemos comprender y evaluar que la liquidez no es el único factor que impulsa la oferta monetaria o las tasas de interés. Hay tantos otros factores a considerar antes de tomar una decisión.

Rate this post

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *