La subcontratación es cuando una empresa transfiere el trabajo a una empresa o individuo para reducir los costos de hacer el mismo trabajo internamente.

La subcontratación es un término bastante sencillo. Se trata de una empresa que busca fuentes externas para proporcionar productos o componentes necesarios para completar su propia producción o servicio.

¿Qué se puede subcontratar?

Hoy en día, es relativamente fácil subcontratar ciertos procesos, tareas o producción debido a la gran cantidad de contratistas independientes y la facilidad de conectarse a través de sitios de redes en línea diseñados para este tipo de colaboración.

No existe un límite real para lo que se puede subcontratar. Tradicionalmente, podemos pensar en centros de llamadas fuera del país, pero la subcontratación incluye algo tan simple como contratar a un asesor fiscal externo.

Algunos de los servicios subcontratados más populares en la actualidad incluyen administración de recursos humanos, creación de contenido, investigación, profesionales legales y contables y creativos de diseño gráfico.

La producción subcontratada de bienes o componentes parciales de bienes también es común.

Por ejemplo:

La empresa de Jim fabrica baterías solares recargables para teléfonos móviles. La empresa no cuenta con los recursos para crear el vidrio solar, por lo que se subcontrata a una empresa especializada.

Luego, la empresa de Jim utiliza el vidrio de la empresa subcontratada para fabricar las baterías completas y vender el producto final.

Sería demasiado caro y llevaría mucho tiempo para la empresa de Jim producir el vidrio por sí misma, pero al subcontratarlo, se ahorra tiempo y costos.

Las ventajas de la subcontratación

Aparte de las principales razones de la subcontratación, para ahorrar costos y comprar productos o servicios que una empresa no pueda producir por sí misma, la subcontratación tiene otros aspectos positivos.

Mediante la subcontratación, es posible encontrar expertos en un campo o producto especializado, proporcionando así a su negocio un resultado final de mayor calidad.

Esto, a su vez, puede hacer que su negocio sea más competitivo en su mercado y mejorar el desempeño general de su empresa.

Las desventajas de la subcontratación

Si bien la subcontratación puede ser un gran recurso, no está exento de complicaciones potenciales. Al trabajar con una empresa externa, a menudo se requiere el papeleo en forma de contratos. Esto puede llevar tiempo e implicar honorarios legales.

También requiere una gran cantidad de confianza en la empresa que maneja el producto o servicio subcontratado, especialmente si tiene un impacto significativo en el tiempo o la calidad del desempeño o la confiabilidad de su empresa.

La mejor manera de prevenir esto es investigar a fondo y asegurarse de que la empresa con la que trabaja sea confiable tanto en producción como en calidad.

¿Cómo funciona la subcontratación?

Una empresa que busque subcontratar una parte particular de su negocio encontrará una empresa para producir ese producto o servicio en particular (o parte del mismo).

La empresa que realiza el trabajo de subcontratación actúa como proveedor, proporcionando a la empresa original las piezas necesarias para el funcionamiento de su negocio.

La empresa original tiene un contrato con la empresa que realiza el trabajo subcontratado y registra los costos de todo el trabajo subcontratado como un gasto comercial.

5/5 - (4 votos)

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *