Un Stakeholders o interesado es cualquier individuo, grupo u organización que tiene interés en una empresa.

Cualquier persona que pueda afectar o se vea afectada por la actividad de una empresa se considera parte interesada de esa empresa.

Las partes interesadas pueden ser molestas internas y externas. Las partes interesadas internas son personas o grupos que tienen un intercambio financiero directo con la empresa. Esto incluye empleados, directores , proveedores, propietarios, acreedores y clientes.

Las partes interesadas externas son grupos que no tienen un intercambio económico directo con la empresa, pero que pueden influir en la empresa de otras formas. Esto incluye al gobierno, que puede afectar la empresa a través de políticas y leyes tributarias, así como a los medios de comunicación, los sindicatos y la comunidad local.

Interesados ​​primarios vs secundarios

Los principales interesados ​​son personas o grupos que afectan directamente la actividad de la empresa. Los principales interesados ​​suelen ser los interesados ​​internos.

Para las pequeñas empresas, los clientes, propietarios y empleados generalmente se consideran partes interesadas principales. En las grandes empresas, los accionistas y directores tienen la mayor influencia en la política corporativa y el funcionamiento diario del negocio, por lo que se consideran los principales interesados ​​directos más importantes.

Las partes interesadas secundarias son menos influyentes que las partes interesadas primarias. Suelen ser partes interesadas externas que pueden afectar indirectamente al negocio.

Por ejemplo, el gobierno puede actualizar los umbrales impositivos para el impuesto de timbre o el impuesto a las ganancias de capital . Este no es un intercambio financiero directo con empresas individuales, pero las empresas aún se ven afectadas por estas políticas.

Grupos de interés y cuentas

Al final de cada año financiero, las empresas deben presentar un conjunto de informes financieros conocidos como cuentas estatutarias . Estas cuentas informan la actividad financiera y el desempeño general de la empresa. Legalmente, estas cuentas deben compartirse con accionistas, Companies House, HM Revenue and Customs (HMRC) y cualquier persona que asista a las juntas generales de la empresa.

Las cuentas estatutarias también ayudan a las partes interesadas a determinar qué tan bien se está desempeñando el negocio. Con esta información:

  • Los accionistas pueden juzgar si la empresa está cumpliendo con sus metas financieras y si los directores deben ser reelegidos en la próxima reunión anual;
  • Los inversores potenciales pueden ver si la empresa es financieramente estable y si les conviene invertir;
  • Los competidores pueden comparar sus ganancias y gastos;
  • Los empleados pueden ver si es probable que alguna actividad financiera afecte su salario, bonificaciones o seguridad laboral.
Rate this post

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.