Sobreestadía y Detención son los términos que uno encontraría en el caso del comercio y el transporte marítimo internacional. Básicamente, estos son los cargos que pagan los importadores/exportadores por el uso excesivo de los servicios de contenedores.

La demora es el cargo que se debe pagar por usar un contenedor dentro del puerto o terminal más allá del período de tiempo libre. El período libre promedio suele ser de 4 a 5 días. La detención, por otro lado, se refiere a los cargos que se deben pagar por usar el contenedor fuera de un puerto o terminal después del período de tiempo libre. El período promedio libre de detención suele ser de 3 a 5 días.

Por lo general, son las líneas navieras las que poseen estos contenedores. Así, son las líneas navieras las que cobran Demora y Detención a los exportadores o importadores.

El objetivo principal de cobrar estos cargos es asegurarse de que los importadores y exportadores devuelvan rápidamente los contenedores. Además, la aplicación de estos cargos ayuda a las líneas navieras a recuperar el costo de los contenedores. Esto también puede verse como última oportunidad/ingreso debido a una rotación retrasada y/o un uso adicional por parte del usuario existente.

Sin embargo, antes de que las líneas navieras comiencen a cobrar estos cargos, es crucial que den un tiempo libre razonable al importador y al exportador:

  • Al exportador: para cargar la carga en el contenedor y luego entregarla al buque.
  • Al importador: para recoger el contenedor en el puerto de destino y devolver el contenedor vacío después de descargar la carga en el destino final.

Por lo general, el tiempo libre que obtienen los importadores y exportadores varía de 2 a 5 días. Sin embargo, el período de tiempo libre puede variar según el puerto, la terminal, el comercio, la naturaleza de la carga y más.

Sobreestadía y detención – Razones

Ninguna de las partes, ni el importador ni el exportador, quisieran pagar estos cargos adicionales por estadía y detención . Sin embargo, podría haber varias razones para el retraso en la devolución de los contenedores. Las siguientes son algunas de las razones principales que pueden dar lugar a cargos por demora y detención:

  • Factores fuera del control del importador o exportador. Estos podrían ser el clima, los disturbios políticos, las huelgas laborales, la falta de disponibilidad de camiones y remolques, la situación de pandemia similar al COIVD-19 y más.
  • Retraso en la obtención del despacho de aduana. Por ejemplo, si las autoridades aduaneras confiscan la carga para su inspección.
  • Si los documentos están incompletos o no son exactos, también podría resultar en un retraso.
  • En caso de que el documento se pierda, también podría retrasar las cosas.
  • Cuando hay una demora en la salida del buque, también puede resultar en que el importador o exportador incurra en cargos por demora y detención.
  • El exportador o el importador también pueden incurrir en estos cargos si las líneas navieras se demoran en liberar la carga. Por lo general, las empresas de envío retrasan las cosas si no reciben el pago a tiempo.
  • El retraso también podría deberse a la falta de disponibilidad del receptor de carga.

Impacto de los cargos por demora y detención

La demora y la detención podrían tener un impacto significativo en los resultados finales de los exportadores e importadores. En el mundo real, ha habido casos en los que las partes tienen que pagar hasta 20 veces el valor de la carga a través de estos cargos.

Otro impacto de estos cargos es que podrían resultar en más retrasos. Y esto, a su vez, afecta la cadena de suministro completa del exportador o importador.

La demora y la detención también pueden generar confusión. Como se dijo anteriormente, estos cargos pueden variar según el puerto o el país. Por lo tanto, si una parte no tiene información sobre estos cargos de un puerto o país en particular, podría resultar difícil rastrear con precisión estos cargos.

Sobreestadía y Detención – Controversia

La demora y la detención han sido durante mucho tiempo temas controvertidos. Y esto sigue siendo un punto de discordia entre los exportadores e importadores y las líneas navieras. Los importadores y exportadores llevan mucho tiempo acusando a los proveedores de contenedores de prácticas comerciales desleales. Por ejemplo, los importadores y exportadores dicen que las líneas navieras cobran cargos injustamente altos por la demora. Asimismo, las líneas navieras enfrentan la acusación de reducir el tiempo libre.

Debido a tales diferencias, varias autoridades, como FIATA (Federation of Freight Forwarders Associations) y la Comisión Marítima Federal de los Estados Unidos, han presentado recomendaciones para resolver las disputas entre las líneas navieras y los exportadores/importadores. Estas recomendaciones incluyen:

  • En el primer nivel y nivel base se debe elevar el Período de Tiempo Libre.
  • Fomentar el uso de modos amigables con el medio ambiente mediante la extensión del tiempo de detención libre.
  • Dando oportunidades a los cargadores para negociar directamente con el transporte comercial. Muchos importadores/exportadores pueden elegir el transporte comercial en lugar del transportista. Esto se debe a que permite a los cargadores negociar directamente con el proveedor de transporte y no aceptar las tarifas que les cotiza el transportista.

¿Como evitar?

Los importadores y exportadores nunca prefieren pagar estos cargos, ya que son cargos adicionales que afectan su margen de ganancias. Salvo algunos factores, el importador/exportador puede trabajar para evitar estos cargos mediante una planificación cuidadosa. Pueden evitar estos cargos siguiendo los siguientes consejos:

  • Envíe la carga con anticipación para obtener algo de tiempo de amortiguación.
  • Planifique adecuadamente la carga y descarga para evitar posibles retrasos.
  • Prepare todos los documentos cuidadosamente y asegúrese de que sean exactos.
  • Obtenga toda la información sobre cómo obtener el despacho de aduana, así como sobre las fechas límite. Por ejemplo, el envío a EE. UU. necesita una declaración en AMS 24 horas antes de enviar la carga desde el puerto de salida.
  • Mantenga informados a todos sus socios comerciales con los detalles del envío. Estos socios comerciales podrían ser transitarios, proveedores de servicios de transporte terrestre, instituciones financieras y más.
  • Obtenga la mayor cantidad de información posible sobre el proceso de envío, como las normas y reglamentos aduaneros en ambos puertos.
  • Siempre es mejor realizar un seguimiento regular de su envío. Esto permite que el importador o el exportador tomen medidas rápidas siempre que sientan un retraso en el plan y se puedan tomar medidas correctivas de inmediato.
  • Por último, pero no menos importante, uno siempre debe tener listo un plan de respaldo/plan B. Mantener una copia de seguridad, incluso si tiene que incurrir en algún costo, podría resultar muy útil y, de hecho, podría generar más ahorros (que los cargos por demora y detención) si las cosas no salen según el cronograma. Por ejemplo, si el puerto al que se dirige está congestionado, puede desviar rápidamente la carga a otro puerto.

Sobreestadía y detención combinados o combinados

Aunque Demurrage y Detention son cargos diferentes, su concepto es el mismo. Por lo tanto, algunas líneas navieras utilizan un método común para cobrarle al remitente por demora y detención, en lugar de calcular los dos por separado.

Este método común es Merged D&D, o Demurrage and Detention combinados. En esto, las líneas navieras ofrecen un número fijo de días al exportador/importador para tomar el contenedor después de la descarga del barco y devolver el contenedor vacío. Por lo tanto, este es el período de tiempo de extremo a extremo y no se permite ni calcula ninguna división por separado. Uno tiene que gestionar todo el proceso dentro de este período de tiempo permitido.

Por ejemplo, suponga que una línea naviera ofrece D&D combinados de 10 días. En este caso, el destinatario debe recoger la carga del buque, transportarla al almacén, descargarla y devolver el contenedor vacío al transportista dentro de los 10 días.

Cargo por almacenamiento en puerto y sobreestadía: ¿son iguales?

Este cargo es muy similar a Demurrage. Sin embargo, no es exactamente lo mismo y las partes de recolección también son diferentes. Por ello, es importante que los importadores y exportadores conozcan el Cargo por Almacenamiento Portuario para que no lo confundan con la Sobrestadía.

Un cargo por almacenamiento en puerto es un cargo que el cargador debe pagar por almacenar el contenedor en el puerto más allá del período de tiempo libre. Por lo general, el período gratuito para los cargos de almacenamiento en puerto es de 3 a 7 días. Estos cargos pueden aplicarse si los contenedores están esperando en el puerto de salida, o si los contenedores están esperando para obtener el despacho de importación, o si los contenedores vacíos están apilados en el puerto o terminal.

Sin embargo, a diferencia del cargo por demora, es el puerto o terminal el que cobra el cargo por almacenamiento portuario. Por otro lado, es la naviera la que cobra Demurrage. El puerto o terminal recauda el cargo por almacenamiento en puerto del cargador o de la línea naviera, quienes luego los transfieren al importador o exportador.

Rate this post

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *