¿Qué es un sistema económico?

¿Qué es un sistema económico?

Un sistema económico es un medio por el cual las sociedades o los gobiernos organizan y distribuyen los recursos, servicios y bienes disponibles en una región geográfica o país. Los sistemas económicos regulan los factores de producción, incluida la tierra, el capital, el trabajo y los recursos físicos. Un sistema económico abarca muchas instituciones, agencias, entidades, procesos de toma de decisiones y patrones de consumo que comprenden la estructura económica de una comunidad determinada .

Tipos de sistemas económicos

Hay muchos tipos de economías en todo el mundo. Cada uno tiene sus propias características distintivas, aunque todos comparten algunas características básicas. Cada economía funciona con base en un conjunto único de condiciones y supuestos. Los sistemas económicos se pueden clasificar en cuatro tipos principales: economías tradicionales, economías de mando, economías mixtas y economías de mercado.

 

1. Sistema económico tradicional

El sistema económico tradicional se basa en bienes, servicios y trabajo, todos los cuales siguen ciertas tendencias establecidas. Depende mucho de las personas y hay muy poca división del trabajo o especialización. En esencia, la economía tradicional es muy básica y la más antigua de los cuatro tipos.

Algunas partes del mundo todavía funcionan con un sistema económico tradicional. Se encuentra comúnmente en entornos rurales en naciones del segundo y tercer mundo, donde las actividades económicas son predominantemente agrícolas u otras actividades tradicionales de generación de ingresos.

Por lo general, hay muy pocos recursos para compartir en comunidades con sistemas económicos tradicionales. O existen pocos recursos de forma natural en la región o el acceso a ellos está restringido de alguna manera. Así, el sistema tradicional, a diferencia de los otros tres, carece de potencial para generar superávit . Sin embargo, precisamente por su naturaleza primitiva, el sistema económico tradicional es altamente sostenible. Además, debido a su pequeña producción, hay muy poco desperdicio en comparación con los otros tres sistemas.

 

2. Sistema económico de mando

En un sistema de mando, existe una autoridad centralizada dominante, generalmente el gobierno, que controla una parte significativa de la estructura económica. También conocido como sistema planificado, el sistema económico de mando es común en las sociedades comunistas, ya que las decisiones de producción son competencia del gobierno.

Si una economía tiene acceso a muchos recursos, es probable que se incline hacia una estructura económica de mando. En tal caso, el gobierno entra y ejerce control sobre los recursos. Idealmente, el control centralizado cubre recursos valiosos como el oro o el petróleo. El pueblo regula otros sectores menos importantes de la economía, como la agricultura.

En teoría, el sistema de mando funciona muy bien siempre que la autoridad central ejerza el control teniendo en cuenta los mejores intereses de la población en general. Sin embargo, eso rara vez parece ser el caso. Las economías de mando son rígidas en comparación con otros sistemas. Reaccionan lentamente al cambio porque el poder está centralizado. Eso los hace vulnerables a crisis económicas o emergencias, ya que no pueden adaptarse rápidamente a las condiciones cambiantes.

 

3. Sistema económico de mercado

Los sistemas económicos de mercado se basan en el concepto de mercados libres. En otras palabras, hay muy poca interferencia del gobierno. El gobierno ejerce poco control sobre los recursos y no interfiere con segmentos importantes de la economía. En cambio, la regulación proviene de las personas y la relación entre oferta y demanda .

El sistema económico de mercado es principalmente teórico. Es decir, no existe realmente un sistema de mercado puro. ¿Por qué? Bueno, todos los sistemas económicos están sujetos a algún tipo de interferencia de una autoridad central. Por ejemplo, la mayoría de los gobiernos promulgan leyes que regulan el comercio justo y los monopolios .

Desde un punto de vista teórico, una economía de mercado facilita un crecimiento sustancial. Podría decirse que el crecimiento es mayor en un sistema económico de mercado.

La mayor desventaja de una economía de mercado es que permite que las entidades privadas acumulen mucho poder económico, en particular aquellas que poseen recursos de gran valor. La distribución de recursos no es equitativa porque quienes triunfan económicamente controlan la mayoría de ellos.

 

4. Sistema mixto

Los sistemas mixtos combinan las características del mercado y controlan sistemas económicos. Por esta razón, los sistemas mixtos también se conocen como sistemas duales. A veces, el término se usa para describir un sistema de mercado bajo un estricto control regulatorio.

Muchos países de Occidente siguen un sistema mixto. La mayoría de las industrias son privadas, mientras que el resto, compuesto principalmente por servicios públicos , está bajo el control del gobierno.

Los sistemas mixtos son la norma a nivel mundial. Supuestamente, un sistema mixto combina las mejores características del mercado y los sistemas de comando. Sin embargo, en la práctica, las economías mixtas enfrentan el desafío de encontrar el equilibrio adecuado entre los mercados libres y el control gubernamental. Los gobiernos tienden a ejercer mucho más control del necesario.

 

Palabra final

Los sistemas económicos se agrupan en sistemas tradicionales, de comando, de mercado y mixtos. Los sistemas tradicionales se centran en los conceptos básicos de bienes, servicios y trabajo, y están influenciados por tradiciones y creencias. Una autoridad centralizada influye en los sistemas de mando, mientras que un sistema de mercado está bajo el control de las fuerzas de la oferta y la demanda. Por último, las economías mixtas son una combinación de sistemas de mercado y de mando.

Articulos relacionados

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *