El riesgo financiero es una parte inherente de la inversión y se aplica a las empresas, el gobierno, las personas e incluso los mercados financieros. Básicamente representa la posibilidad de que las partes involucradas (accionistas, inversionistas u otras partes interesadas financieras) pierdan dinero.

Por ejemplo , para el gobierno, podría significar un fracaso de la política monetaria y el incumplimiento de los bonos u otra deuda. Para las empresas, podría significar no poder pagar una deuda y perder valor en la inversión. Del mismo modo, las personas enfrentan ese riesgo si sus decisiones financieras ponen en peligro su capacidad para pagar la deuda. Los mercados financieros enfrentan tales riesgos debido a las fuerzas macroeconómicas.

Dichos riesgos son esencialmente el resultado de los movimientos del mercado. Por lo tanto, todas las entidades del mundo se esfuerzan mucho en gestionar sus riesgos financieros. En este artículo, nos centraremos principalmente en los riesgos financieros que enfrentan las corporaciones.

Para sobrevivir y prosperar, las corporaciones primero deben identificar el riesgo y luego buscar una solución al mismo. Existen muchas certificaciones profesionales, como FRM, que ayudan a formar a los profesionales para identificar y gestionar el tipo de riesgos.

Tipos de riesgo financiero

La mayoría de los riesgos financieros se dividen en dos categorías: sistemáticos o no sistemáticos. El riesgo sistemático se debe a factores externos y afecta a toda la economía, como la recesión. Los riesgos no sistemáticos afectan a sectores o empresas específicas, y se pueden minimizar mediante una planificación cuidadosa. Además de estas dos amplias categorías, podemos clasificar el riesgo financiero en los siguientes tipos;

Riesgo de mercado

Las fluctuaciones en el precio de los instrumentos financieros generan riesgo de mercado. Principalmente podemos dividir el riesgo de mercado en riesgo direccional y no direccional. El riesgo direccional es el resultado de la fluctuación en los precios de las acciones, intereses, etc. El riesgo no direccional puede ser riesgo de volatilidad. Otros tipos de riesgo de mercado son: riesgo absoluto, riesgo relativo, riesgo de base y riesgo de volatilidad.

Riesgo crediticio

El riesgo de que una de las partes incumpla sus obligaciones para con la otra es Riesgo de Crédito. Se puede dividir en riesgo soberano y de liquidación. El riesgo soberano surge debido a las difíciles políticas cambiarias, mientras que el riesgo de liquidación surge cuando una de las partes no cumple con su obligación.

Riesgo de liquidez

Este tipo de riesgo surge debido a la incapacidad de las partes para ejecutar una transacción. El riesgo de liquidez puede ser del siguiente tipo: Riesgo de Liquidez de Activos y Riesgo de Liquidez de Financiamiento. El riesgo de liquidez de los activos se debe a la insuficiencia de compradores o vendedores contra la contraorden, mientras que el riesgo de liquidez de financiación surge por falta de fondos.

Riesgo operacional

Como su nombre lo indica, este tipo de riesgos surgen debido a una mala gestión o fallas técnicas. El riesgo operativo se puede dividir en riesgo de modelo y riesgo de fraude. Mientras que el Riesgo de Fraude surge por la falta de controles, el Riesgo de Modelo puede deberse a una aplicación incorrecta del modelo.

Este riesgo surge debido a juicios y otros procedimientos legales. Muchos ven el riesgo legal como parte del riesgo operativo.

Riesgo político

Los riesgos políticos resultan de condiciones políticas inestables o cualquier nueva legislación que pueda afectar a una empresa o un sector.

Gestion de riesgos financieros

El proceso de comprender y encontrar una solución al riesgo que enfrenta o podría enfrentar una empresa se conoce como gestión de riesgos financieros. Administrar el riesgo financiero no solo significa evitar un riesgo, sino también definir el tipo de riesgos que una organización podría enfrentar o está dispuesta a asumir. Adicionalmente, también implica reconocer el tipo de riesgos que el negocio buscaría evitar a toda costa. En general, la gestión de riesgos consiste en elaborar estrategias sobre los riesgos que una empresa está dispuesta a asumir o evitar.

El plan de acción es de suma importancia cuando se trata de la gestión del riesgo financiero. El procedimiento, las políticas y las prácticas que sigue una organización ayudan con un plan de acción sólido. El plan de acción dejará en claro a los empleados lo que pueden y no pueden hacer, las decisiones que deben tomarse y la responsabilidad general, así como el riesgo potencial que podría surgir.

La identificación y gestión de riesgos es una tarea desafiante. Si se evalúa incorrectamente, el riesgo podría tener graves consecuencias para la organización o para toda la economía. Un gran ejemplo de mala gestión del riesgo fue el colapso de las hipotecas de alto riesgo. Los prestamistas no consideraron los puntajes crediticios de las personas y continuaron otorgando préstamos hipotecarios. Por otro lado, las empresas de inversión compraron estas hipotecas, las empaquetaron y las revendieron como valores respaldados por hipotecas (MBS).

Por lo tanto, a menudo se requiere capacitación formal, como en forma de certificación FRM, para los gerentes.

¿Qué hacen los Gestores de Riesgos Financieros?

El gerente de riesgo financiero recibe capacitación para identificar y reducir (o, si es posible, eliminar) el riesgo en el negocio. Un administrador de riesgos financieros normalmente realiza las siguientes funciones:

  • Definir el proceso de gestión de riesgos
  • Comprender y acordar el proceso de identificación, evaluación y análisis de riesgos
  • Evaluar el riesgo y el presupuesto
  • Establecer el apetito por el riesgo
  • Definir informes de riesgos y mantener registros
  • Definir planes de contingencia y acciones precautorias
  • Revisar las políticas de riesgos
  • Desarrollar propuestas

¿Cómo pueden las personas gestionar el riesgo?

El riesgo financiero puede ser tanto a nivel de empresa como a nivel individual. Si bien las empresas contratan administradores de riesgos financieros para evaluar y administrar los riesgos, las personas generalmente tienen que administrar los riesgos financieros por su cuenta. Las personas pueden administrar el riesgo financiero de las siguientes maneras;

  • Un individuo debe comprender el tipo de riesgos que podrían ser relevantes para él.
  • Deben tener una comprensión clara del riesgo sistemático y el riesgo no sistemático.
  • Después de evaluar el riesgo y comprender el tipo de riesgos, se debe tomar un seguro adecuado que cubra el riesgo.
  • Diversificar la inversión en lugar de poner todos los huevos en una sola canasta también ayudaría a mitigar los riesgos.
  • Un individuo siempre debe tener una estrategia de salida para la inversión realizada.

Continuar leyendo – Riesgo empresarial frente a riesgo financiero.

Rate this post

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *