¿Qué es el índice de retención?

El índice de retención es la cantidad de ganancias que la empresa reinvierte/retiene en la empresa para el crecimiento futuro y otros requisitos. Después de obtener ganancias, una empresa tiene dos opciones: distribuir todas las ganancias/ganancias a los accionistas como dividendos o retener los fondos en la empresa para necesidades futuras. Una tercera opción es la combinación de estas dos opciones. Eso es distribuir parcialmente las ganancias como dividendos a sus accionistas y mantener el saldo consigo mismo para invertirlo nuevamente en el negocio. La última opción se conoce como utilidades retenidas. El uso de los fondos retenidos varía de un negocio a otro y se utiliza a discreción de la gerencia y de acuerdo con la dinámica comercial predominante.

¿Cómo calcular el índice de retención?

El índice de retención es, por lo tanto, la relación entre las utilidades retenidas y las utilidades totales del negocio para el año en consideración. Hay varias formas de calcular esta relación. Y las fórmulas relevantes son las siguientes:

Fórmula de relación de retención

Utilidades Retenidas/Utilidad Neta (Utilidades Totales Netas de Impuestos)

O

(Utilidad Neta- Dividendos Declarados)/ Utilidad Neta

O

1 – Relación de pago de dividendos

Donde, Payout ratio = Dividendos/Utilidad neta o Dividendo por acción/Utilidad por acción (EPS)

Para calcular el índice de retención,

1. uno puede recoger las ganancias retenidas de los fondos del accionista en la sección de capital del balance general.

2. Otra forma es deducir el total de dividendos declarados de la Utilidad neta del año.

El índice de retención ayudará a comprender las perspectivas de una empresa. Idealmente, cuando una empresa retiene una parte importante de sus ganancias, generalmente se ubicará en el grupo de empresas en crecimiento. Y una empresa estable pagará más en efectivo a sus accionistas. Las perspectivas son diferentes dependiendo de la etapa de desarrollo en la que se encuentre el negocio.

Interpretación de la tasa de retención

El crecimiento es impulsado por el capital, es decir, el dinero. Si la empresa está creciendo y acumulando beneficios, la utilización es necesaria para el desarrollo. El efectivo inactivo no sirve más que planificar el efectivo de la manera deseada para comprar equipos, emplear capital humano o diversificar el negocio.

Las ganancias retenidas son como recolectar el efectivo de las ganancias para alimentar los fondos o negocios futuros. Si una empresa tiene escasez de efectivo, entonces tendrá que cumplir con los requisitos de capital empleando deuda o capital. La fuerte dependencia de la deuda o el capital hace que una empresa sea riesgosa como inversión. Por lo tanto, elegir la estructura de capital adecuada es crucial para el crecimiento y el éxito a largo plazo.

Un índice de retención más alto indica que la empresa utiliza sus propios fondos para impulsar el crecimiento y cualquier plan de expansión. Un índice de retención más bajo indica que la empresa paga más dividendos de los que retiene. El índice de retención varía de una industria a otra.

Índice de retención para las diferentes etapas de una empresa

El ciclo de vida de una empresa o industria comienza desde la etapa embrionaria, luego pasa al crecimiento que conduce a la madurez y luego a la etapa de declive. La política de retención en cada caso es diferente. Y comparar empresas, a partir de un solo criterio de retención o índice de pago de dividendos, para dos industrias o etapas de desarrollo diferentes no hará justicia. Es probable que una nueva empresa en crecimiento retenga el 100% de las ganancias para sostener y expandirse en el desarrollo del negocio. Una de esas industrias actualmente son las empresas de tecnología como Blockchain e Inteligencia Artificial. Y están invirtiendo sus ganancias para crecer y crear un negocio exitoso. Al mismo tiempo, una empresa estable o madura en el sector de bienes de consumo o telecomunicaciones preferirá distribuir dividendos a sus accionistas. Decir, la etapa de la empresa y las perspectivas de la industria juegan un papel importante en la decisión de la política de retención. Apple, por ejemplo, tiene un alto índice de retención ya que cree en la innovación y la mejora de la tecnología. El plan tiene sentido ya que la empresa retiene una gran suma cada año.

Un índice de retención más alto puede generar mayores ganancias a largo plazo, aumentando el valor de la empresa y, por lo tanto, el precio de sus acciones. Los inversores se benefician de las ganancias de capital a largo plazo de la empresa. Esto está, por supuesto, sujeto al desempeño y la adecuada utilización de los fondos por parte de la empresa.

Como dice Warren Buffet, un índice de retención más alto solo vale la pena cuando la empresa crea valor para los accionistas. Ideó la relación entre las utilidades retenidas y el valor de mercado, que indica el valor creado por la empresa. Una relación de 2,5 veces indica que la empresa ha creado valor el doble de la cantidad invertida.

Factores que afectan el índice de retención

Muchos factores afectan la relación de retención. Esto incluye tanto decisiones cualitativas como cuantitativas.

Pérdida

Uno de ellos son las pérdidas. Si una empresa no ha obtenido beneficios desde su creación, especialmente cuando se trata de empresas de nueva creación, entonces su primera prioridad será retener el dinero para crecer y expandirse.

Planes de expansión

Si una empresa planea diversificar o expandir sus operaciones, retendrá una gran suma de sus ganancias. Los fondos retenidos, junto con las demás fuentes de financiamiento, financiarán los planes de expansión del negocio.

Fusión o Adquisición

Como el índice de retención varía de un año a otro si una empresa planea adquirir o fusionarse, la política de dividendos puede cambiar. En tales casos, una empresa prefiere retener las ganancias en lugar de pagar dividendos.

Empresas intensivas en capital

Los ejemplos incluyen automóviles; los fabricantes de equipos de capital requerirán más efectivo para ampliar su negocio. Por lo tanto, en el período de expansión, la tasa de retención podría aumentar.

Lngresos netos

Como el denominador de la relación es el ingreso neto, también se ve afectado por las ganancias que obtiene la empresa en un año determinado.

Relación de retención negativa

Si los dividendos pagados a los accionistas son superiores a las ganancias obtenidas durante el año, entonces el índice de retención es negativo. Tesla tiene ganancias retenidas negativas; esto indica que la empresa está pagando más a sus accionistas de lo que gana. Esto significa que Tesla tiene un índice de retención negativo.

Flujo de fondos

El estado del flujo de efectivo también afecta el índice de retención o la decisión de distribución de dividendos. Aunque las ganancias son buenas, la empresa enfrenta una escasez de fondos (tal vez un mayor capital de trabajo, grandes reembolsos de impuestos, etc.). En tal situación también, a la compañía le gustaría evitar o reducir la cantidad de dividendos y le gustaría retener las ganancias máximas.

Limitaciones del índice de retención

Utilización de Fondos

No indica que la empresa esté utilizando bien los fondos. Después de las inversiones, la rentabilidad es igualmente vital para el crecimiento de la empresa. La indicación de eficiencia no tiene nada que ver con la relación más alta o más baja.

Salud financiera

Junto con el índice de retención, una empresa también debe tener en cuenta el beneficio neto que genera la empresa. Un índice alto no siempre indica la buena salud financiera de la empresa.

Rendimiento global

Al igual que otros índices financieros, no debe verse de forma aislada. Analizar el índice considerando otros índices proporcionará un análisis justo del desempeño general de las empresas.

Rate this post

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *