La inteligencia lingüística es una de las ocho inteligencias múltiples descritas por Howard Gardner, la cual implica la capacidad del poder comprender y hacer usos del lenguaje hablado y escrito. Dentro de ella se puede incluir el expresarse de forma efectiva mediante el habla o por palabras escritas, así como también el mostrar una facilidad para poder aprender otros lenguajes. Los poetas, escritores, abogados y oradores son las principales personas que Gardner considera que poseen una alta inteligencia lingüística.

Inteligencia Lingüística: La capacidad de entender y utilizar el lenguaje hablado y escrito

Es muy interesante el saber que Gardner había incluido a la inteligencia lingüística en su primer libro como la primera inteligencia. Se trata de una de las dos inteligencias, la otra inteligencia es la lógica / matemática.

Definición de inteligencia: la cual se asemeja a las habilidades que son medidas por las pruebas de CI. Aunque, Gardner dice que la inteligencia lingüística va mucho mas allá de lo que puede ser medido en una prueba.

Personas famosas con alta inteligencia lingüística

Uno de ellos es William Shakespeare, el cual puede decirse que es el mejor dramaturgo de toda la historia, Shakespeare ha escrito obras que cautivaron a todo el publico durante mas de cuatro siglos. Como sabemos, muchas de sus palabras que lo hicieron popular se siguen utilizando en la actualidad.

Robert Frost es otro de los famosos, un poeta laureado de Vermont. Frost ha escrito poemas clásicos como lo es «The Road Not Taken», que al día de hoy se sigue leyendo y admirando.

KL Rowling es un autor contemporáneo, el cual ha utilizado el poder del lenguaje y de la imaginación para poder crear mundos místicos y mágicos, como lo es Harry Potter, el cual ha cautivado a muchos lectores en todo el mundo.

RECOMENDADO:  6 Aspectos Claves para Emprender

¿Como mejorar la Inteligencia Lingüística?

Los profesionales pueden ayudar a sus alumnos a mejorar su inteligencia lingüística, lo ideal para fortalecerla es:

  1. Escribiendo un diario sobre todo lo vivido.
  2. Escribir una historia en grupo.
  3. Aprendiendo nuevas palabras de forma semanal.
  4. Redactar en una revista o sitio web sobre temas que le interese.
  5. Escribir poemas o cartas a familiares y amigos.
  6. Jugar juegos de palabras, como son los crucigramas.
  7. Leer libros, periódicos, revistas y hasta comics.
Rate this post

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *