El principio de confiabilidad es un principio contable que se utiliza como guía para determinar qué información financiera debe presentarse en las cuentas de una empresa.

El principio de fiabilidad es uno de los principios contables importantes y se utiliza como un medio para garantizar que los estados contables y los registros de una empresa produzcan la información más precisa disponible.

El principio de confiabilidad (o principio de objetividad) es la base de muchos requisitos contables establecidos por las normas GAAP o IFR. Este principio se establece como una guía para garantizar que todas las empresas cumplan con el registro y las prácticas contables correctas y precisas.

¿Qué significa el principio de fiabilidad?

La regla contable del principio de confiabilidad se refiere a la información financiera de una empresa y establece que la información presentada en los registros y estados contables debe ser la información más precisa y relevante disponible.

En otras palabras, para que la información financiera sea útil para los auditores, gerentes y partes interesadas, debe ser relevante. La información relevante incluye cualquier cosa que pueda considerarse útil, importante, oportuna y comprensible para la toma de decisiones, tanto interna como externamente.

El propósito del principio de confiabilidad es garantizar que todos los registros y declaraciones contables comerciales sean verdaderos y justos.

Detalles importantes del principio de fiabilidad

El principio de confiabilidad tiene como objetivo garantizar que todas las transacciones, eventos y actividades comerciales presentados en los estados financieros sean confiables. La información se considera confiable si se puede verificar, verificar y revisar con evidencia objetiva. Además, un usuario debe poder confiar plenamente en la información presentada para ser una representación exacta y fiel de lo que representa.

Esto explota un sistema de contabilidad que permite que una empresa o entidad registre los gastos solo si hay una prueba válida, que podría ser en forma de factura, recibo, documentación original o información de un tercero.

Si la información no es confiable, corre el riesgo de que cualquier decisión comercial basada en estos estados financieros sea incorrecta o engañosa. Por ejemplo, las omisiones o incorrecciones significativas de un estado financiero reducirán la confiabilidad de la información presentada.

Ejemplo de principio de fiabilidad

  • La Compañía X está siendo demandada por la Compañía Y por daños. Si la Compañía X pierde el caso, tendrá que pagar una cantidad significativa en dinero de liquidación, lo que podría amenazar la estabilidad financiera de su compañía.

Esta información debe ser divulgada en los estados financieros de la Compañía X, ya que es útil para todos los lectores interesados ​​estar al tanto de esto y no ser engañados por su posición actual.

Rate this post

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *