Significado de moneda fuerte

La moneda fuerte es la moneda de aquellos países que son relativamente más estables económica, social y políticamente que el resto de los países del mundo. Por esta razón, hay pocas posibilidades de una caída repentina en el valor de sus monedas. Esto los convierte en un buen activo refugio. Los inversores tienen confianza en ellos y los utilizan como medio de intercambio preferido en el comercio internacional.

Importancia

Estas monedas juegan un papel importante en el mundo financiero. Veámoslos en detalle

Depósito de valor

Otras monedas pueden perder valor según el escenario económico o político prevaleciente, pero no se verán muy afectadas por ellos. Durante situaciones desfavorables, como una recesión económica o el caos político en un país, las personas pueden deshacerse de su moneda local y apresurarse a obtener más.

Estabilidad en Valor

Dicha moneda también tiene la característica de ser altamente líquida. Podemos convertirlos fácilmente a cualquier otra moneda en el mercado de divisas al tipo de cambio actual del mercado.

Monedas duras clave del mundo

  • Dólar estadounidense
  • Franco suizo
  • Yen de Japón
  • Euro europeo
  • Libra británica
  • Dólar australiano
  • Dolar canadiense

¿Por qué se consideran como divisas fuertes?

Todos ellos nunca fluctúan mucho en valor en el curso habitual del comercio y los negocios. La comunidad inversora mundial tiene plena confianza en su solidez económica y fiscal. Como resultado, actúan como un medio de intercambio confiable en el comercio internacional, así como también como una perfecta reserva de valor. De hecho, los inversores y empresarios que ni siquiera pertenecen a ninguno de los países anteriores también pueden preferir aceptarlos para liquidar una operación en lugar de hacerlo en su moneda local.

¿Cuáles son los principales factores que crean una moneda fuerte?

Estabilidad socioeconómica

La estabilidad socioeconómica de cualquier país es, con mucho, uno de los principales determinantes de esta moneda. El país debería tener un Producto Interno Bruto (PIB) relativamente alto en comparación con otras naciones. Además, la economía debe ser lo suficientemente poderosa como para sostener y sobrevivir a las diversas recesiones y crisis económicas a medida que se presenten. Las cifras de empleo, los servicios públicos y las instalaciones de infraestructura, y la situación de la ley y el orden en el país deberían ser de primera categoría. Esto da confianza y atrae a los inversionistas a hacer más y más inversiones en esos países. Pueden planificar e invertir sin temor a perder su dinero. Esto hará que su moneda sea fuerte, estable y «dura».

Aceptabilidad general

Una moneda tiene que ser obligatoriamente generalmente aceptada como medio de pago a nivel mundial para ser elegible para esta categoría. Un país puede tener una economía fuerte y un PIB alto, pero si su moneda no es aceptada por la mayoría de los países del mundo como medio de intercambio de valor, no será elegible para ser incluido en la lista.

Estabilidad politica

La estabilidad política en un país también afecta el valor de su moneda. Esto a su vez decide si es difícil o no. Debería haber posibilidades nulas o insignificantes del colapso del gobierno en el poder en el país. Además, la situación política en el país debe ser estable y confiable. Un cambio de gobierno en el centro de vez en cuando interrumpe el tren del crecimiento. La estabilidad política y el desarrollo económico de cualquier país van de la mano. Son imprescindibles para hacerlo fuerte y duro.

Políticas del Banco Central

Las políticas del Banco Central afectan directamente los tipos de cambio de la moneda de un país. Esto a su vez afecta su posición como dura o blanda. El Banco Central debe asegurarse de que los tipos de cambio de la moneda del país con respecto a otras del mundo sean reales. No se debe sobrevalorar. Además, debe monitorear y actualizar constantemente sus políticas para mantener estable su poder adquisitivo. No debería variar mucho debido a los ciclos de inflación o deflación. Este es un requisito necesario para hacer esta moneda.

¿Qué monedas no califican como moneda fuerte?

Además de las monedas fuertes que hemos discutido anteriormente, todas las monedas restantes del mundo entran en la categoría de «moneda blanda». Sin embargo, también en esta categoría, cada uno varía según su desempeño. Además, depende de la economía y el estado de cosas del país respectivo.

Será sorprendente notar que incluso el yuan de la segunda economía más grande del mundo, China, no califica como moneda fuerte. China es una economía de mercado socialista. La propiedad principal de todas las instalaciones principales es del gobierno. Sin embargo, los inversores de todo el mundo prefieren aceptar una moneda madura como medio de intercambio. Además, quieren una economía que sea bastante transparente por naturaleza. Por transparencia, queremos decir que el mecanismo de tipo de cambio del país, así como el sistema burocrático, deben ser fácilmente comprensibles y flexibles. Las políticas impredecibles del gobierno, así como del banco central del país, perjudican las posibilidades de que cualquier moneda sea dura.

Las monedas con peor rendimiento del mundo

Hay muchas más «monedas blandas» que funcionan peor que el yuan. Algunas de las monedas de peor desempeño del mundo son el dólar de Zimbabue, la libra de Siria, la lira turca, el bolívar de Venezuela, el peso argentino, el sol peruano y el peso chileno. Podemos agregar muchos más a esta lista de vez en cuando, ya que es de naturaleza dinámica. El desempeño de cualquier moneda, así como su respectiva economía, sigue cambiando. Por lo tanto, puede perder su valor significativamente en un ejercicio fiscal en comparación con otros. Aún así, puede compensarlo en los próximos años.

Las principales razones del mal desempeño de cualquier moneda pueden ser una guerra, una pandemia mundial como la del Covid-19, inflación excesiva, corrupción y pobreza, o una situación de crisis política y agitación. Un país sufre mucho debido a cualquiera de las razones anteriores. Su economía y Producto Interno Bruto se tambalea resultando en el debilitamiento de su moneda. A partir de entonces, los inversores se niegan a aceptarlo como un medio global de intercambio o una reserva de valor. Ya no hay demanda, lo que resulta en una mayor caída de valor e inestabilidad.

Rate this post

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *