El margen EBITDA es una medida útil del desempeño de una empresa. Evalúa la salud financiera de una empresa antes de considerar el tratamiento financiero, contable y fiscal de los diferentes rubros. El margen EBITDA calcula las ganancias de la empresa antes de intereses, impuestos, depreciación y amortización como un porcentaje de los ingresos totales.

La fórmula para calcular el margen EBITDA es (Utilidad antes de intereses e impuestos + depreciación + amortización) / Ingreso total. Un porcentaje más bajo sugiere problemas de rentabilidad y flujo de efectivo con una empresa. Un número alto significaría ganancias estables para una empresa.

Importancia del Margen EBITDA

Dado que el EBITDA es la ganancia antes de ajustar intereses, impuestos, depreciación y amortización, el margen EBITDA indica la ganancia en efectivo de una empresa en un año. Es una medida más efectiva ya que minimiza el efecto de elementos únicos y no operativos (como depreciación, reconocimiento de amortización e impuestos) en la ganancia.

También es una métrica útil para evaluar la efectividad de los esfuerzos de reducción de costos de una empresa. La regla es que a mayor margen EBITDA, menores los gastos operativos de la empresa en relación a los ingresos.

Suponga que la Compañía A tiene una utilidad neta antes de impuestos e intereses de $3 millones. Los ingresos totales son de $5 millones, mientras que los gastos de depreciación y amortización son de $1 millón. En este caso, el margen EBITDA será del 80%. Esto significa que el 38% restante de los ingresos se destina a gastos operativos (excluyendo amortización y depreciación).

Aunque es un buen indicador de la salud de una empresa, no es obligatorio según los GAAP. Por lo tanto, generalmente no es mostrado por las empresas cuando reportan sus estados financieros bajo principios de contabilidad generalmente aceptados.

Pero las empresas con altos niveles de deuda o aquellas que invierten mucho en equipos prefieren el margen EBITDA. Su ingreso neto es comparativamente más bajo debido a los altos intereses y gastos de depreciación. Por lo tanto, estas empresas suelen utilizar esta métrica para inflar su rendimiento financiero.

Características del Margen EBITDA

  • Siempre es superior al margen de beneficio.
  • No regulado por GAAP.
  • Cuanto mayor sea el margen EBITDA, menores serán los gastos operativos de la empresa.

¿Qué es un “buen” margen EBITDA?

Un margen “bueno” variará dependiendo de la industria. Pero, un porcentaje más alto siempre es bueno, ya que muestra que la empresa está pagando fácilmente sus gastos operativos. Para determinar un margen «bueno», se debe calcular la métrica durante varios años y luego usar el promedio de esos.

¿Cómo ayuda a los analistas?

Los analistas lo usan para comparar empresas de diferentes tamaños en diferentes industrias porque se muestra como un porcentaje de los ingresos. Por lo tanto, ayuda a analizar cuánto efectivo operativo genera una empresa con cada dólar de ingresos obtenidos.

Por ejemplo, si una pequeña empresa tiene ingresos de $100 000 y un margen EBITDA del 10 %. Y, ambos números para una empresa más grande son $2000000 y 5%, respectivamente. En este caso, está claro que la empresa más pequeña opera de manera más eficiente, mientras que la empresa más grande se enfoca más en el volumen.

Inconvenientes del margen EBITDA

Dado que el EBITDA excluye la deuda, las empresas a menudo la utilizan para encubrir su desempeño financiero. Entonces, una empresa con una deuda alta debe usar una métrica que incluya la deuda en el cálculo. Además, las empresas con baja rentabilidad también confían en el margen EBITDA para disfrazar su rentabilidad.

Además, dado que el EBITDA excluye los gastos que no son en efectivo, los gastos de capital, los intereses de los préstamos y los impuestos, no brinda una imagen clara de los flujos de efectivo. Además, un EBITDA positivo no siempre significa que una empresa esté generando caja. Un EBITDA positivo podría deberse a que ignora un factor importante: los cambios en el capital de trabajo.

Otro inconveniente es que no está sujeto a GAAP. Por lo tanto, las empresas son libres de usar su discreción para calcular el EBITDA, lo que a menudo resulta en números sesgados.

Para superar tales inconvenientes, un analista también debe usar otras métricas para evaluar una empresa. Usarlo junto con otros índices de apalancamiento y rentabilidad y calcular el flujo de efectivo libre (FCF) brindaría una mejor imagen.

¿En qué se diferencia de otros márgenes de beneficio?

Bajo GAAP, un margen de beneficio utiliza cualquiera de los tres: margen de beneficio neto, margen de beneficio bruto o margen de beneficio operativo. El cálculo de estos márgenes de beneficio está estandarizado, lo que facilita las comparaciones con años anteriores y rivales. Por otro lado, las empresas utilizan sus propias reglas para calcular el EBITDA.

El margen de beneficio neto es la métrica GAAP más utilizada para evaluar la rentabilidad de una empresa. Tiene en cuenta todos los gastos operativos y no operativos. Dado que está regulado bajo GAAP, las empresas siguen un método definido para su cálculo. Y, por lo tanto, es ampliamente utilizado.

Sin embargo, sobre el papel, el margen EBITDA es mejor que el margen de utilidad neta (utilidad neta/ingresos) porque minimiza los efectos no operativos, que son únicos para cada empresa. Esto, a su vez, permite a los inversores centrarse únicamente en el rendimiento operativo de una empresa.

Rate this post

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *