La inflación es un término económico que se utiliza para describir el aumento de los precios de los bienes y servicios a lo largo del tiempo.

La inflación afecta el costo de vida al afectar todo lo que te rodea, porque a medida que aumentan los precios de los bienes y servicios, tu dinero compra menos. Esto significa que tiene que gastar más para comprar el mismo cartón de leche o para llenar su tanque de gasolina. El valor del dinero se reduce, lo que afecta nuestro poder adquisitivo como consumidores.

El poder adquisitivo de cada unidad de moneda se reduce cuando se produce la inflación. En otras palabras, sus ahorros de hoy pueden deteriorarse fácilmente o volverse menos valiosos mañana cuando se produzca un aumento de la inflación. Un ejemplo principal de esto son los precios de los apartamentos o la vivienda. Como resultado, el nivel de vida se reduce con el tiempo.

¿Qué causa la inflación?

Hay varios factores diferentes que pueden causar inflación, pero las dos causas principales son factores de demanda y factores de costo.

Inflación impulsada por la demanda La inflación impulsada por la demanda proviene de un crecimiento económico y ocurre cuando la demanda agregada está creciendo a una tasa excesiva, más alta que la oferta agregada. Esto ejerce una mayor presión sobre los recursos escasos y, a medida que los productores y las empresas alcanzan su plena capacidad, responden al aumento de la demanda aumentando su nivel de precios, lo que genera inflación.

Otro factor en el que pensar con la inflación de demanda es que a medida que las empresas producen más, también emplean a más trabajadores, lo que en última instancia reduce la tasa de desempleo. Sin embargo, una mayor demanda de trabajadores ejerce presión sobre el aumento de los salarios. Los salarios más altos conducen a un aumento de los ingresos del consumidor y, por lo tanto, a un aumento del gasto del consumidor.

Inflación impulsada por los costos Cuando la inflación impulsada por la demanda es una cuestión de que la demanda es mayor que la capacidad de producción, la inflación impulsada por los costos es un problema del lado de la oferta.

La inflación de costos se produce cuando hay un aumento en el precio del proceso de producción. Esto puede deberse a varias razones diferentes. Un aumento en los costos de producción obliga a los productores y empresas a aumentar su nivel de precios para contrarrestar el aumento de los costos de producción.

Por ejemplo, un aumento en el precio de las materias primas (por ejemplo, petróleo o energía) provoca un aumento en el costo de producción y transporte de bienes. Cuando los costos de producción aumentan, el nivel de oferta agregado disminuye, lo que provoca un aumento general en el nivel de precios.

Otro factor que provoca un aumento de los costes de producción son los aumentos salariales. Cuando los salarios aumentan, también lo hace el costo de la mano de obra. Los costos salariales a menudo aumentan cuando la tasa de desempleo es baja, porque una tasa de desempleo baja significa que la demanda de trabajo es mayor que la oferta. Por lo tanto, los empleadores deben atraer empleados pagando salarios más altos y, a menudo, el resultado es que el aumento salarial es mayor que la mejora en la productividad.

Otros factores que causan inflación

Cuando la inflación de demanda y la inflación de costos son los dos tipos principales, hay una serie de otros factores que también causan inflación. Estos factores pueden surgir tanto de eventos internos como externos.

Por ejemplo:

  • Un aumento en la tasa del IVA puede provocar un aumento en los costos de producción de una empresa, lo que lleva a un aumento de la inflación interna.
  • Es probable que una depreciación del tipo de cambio provoque un aumento de la inflación, porque esto significa que la moneda compra menos divisas. Si el tipo de cambio se deprecia, el precio de los bienes importados se encarece para comprarlos en el exterior, lo que también genera una mayor demanda de productos nacionales.

El efecto espiral y el seguimiento de la inflación

Como ya puede ver, la inflación tiende a provocar un efecto de espiral. Una vez que se establece la inflación, puede ser difícil reducirla o experimentar deflación. De hecho, la inflación tiende a ser egoísta, lo que significa que si la gente espera una inflación alta, eso es lo que suele ocurrir.

Imagínese esto, si usted (como empleado) espera un aumento de la inflación y, por lo tanto, un aumento de los precios, es probable que exija un salario más alto. Sin embargo, este salario más alto solo conducirá a una inflación de costos. Y aquí tenemos el efecto espiral.

Sin embargo, antes de que empecemos a preocuparle haciéndole pensar que la inflación es una espiral descendente sin fin, tenga en cuenta, por supuesto, que existen políticas que apuntan a estabilizar la inflación.

Es responsabilidad del banco central monitorear la inflación y hacer cumplir las políticas monetarias necesarias. Estas políticas monetarias afectan el nivel de oferta monetaria en la economía ya sea aumentando o disminuyendo la oferta monetaria para mantener una economía estable y equilibrada tanto como sea posible.

Rate this post

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.