Hiperinflación: Significado

La hiperinflación es una situación en la que se produce un aumento rápido y excesivo de los precios en la economía. Es una situación incontrolable en la que la inflación se acelera y los precios comienzan a aumentar sustancialmente. Como dice el término, «hiperinflación» es un aumento continuo de la inflación. En términos económicos, la inflación es un aumento de los precios de los bienes y servicios. Si bien la hiperinflación está un paso por encima de la inflación, es una situación de gran aumento de los precios de los bienes y servicios básicos. Dado que la tasa de aumento del precio es inusual y bastante alta, algunos escritores han indicado que el precio puede aumentar hasta una tasa del 50% en un mes.

La tasa de inflación se calcula mensualmente, es decir, los precios de los bienes y servicios se calculan y comparan durante el período de un mes. Por otro lado, en hiperinflación, dado que la tasa de aumento de precios es bastante alta, a veces la tasa de cambio se calcula y compara diariamente. En general, en esto, el precio aumenta entre un 5% y un 10% todos los días. En el estado de hiperinflación, los países más vulnerables y más afectados siguen siendo los países en desarrollo, según la conclusión de varios estudios realizados por los expertos.

Causas de la hiperinflación

A continuación se muestra la lista no exhaustiva de causas de hiperinflación:

Mayor oferta monetaria

La inflación funciona sobre el mecanismo básico de la oferta y la demanda. Cuando aumenta la oferta de dinero, también aumenta la cantidad de dinero disponible con los ciudadanos del país. Como resultado, los ciudadanos tienden a gastar más dinero y también a pedir más bienes y servicios. En esta situación, la oferta de bienes y servicios es constante, pero la demanda aumenta. Sin embargo, dado que la capacidad de producción sigue siendo la misma, los precios de los bienes y servicios tienden a subir. Y esto conduce a la inflación.

En el caso de Hiperinflación, el gobierno del país aumenta la oferta monetaria en el sistema imprimiendo más dinero. Además de imprimir más dinero, si el gobierno no ha tomado suficientes medidas para aumentar el Producto Interno Bruto (PIB) del país, esto puede conducir a la Hiperinflación. Los pasos consecutivos de crecimiento económico también deberían respaldar el aumento de la oferta monetaria.

Cuando los fabricantes obtienen un alto ingreso disponible con los consumidores y no hay suficiente crecimiento económico respaldado por el gobierno, no hay capacidades adicionales. Empiezan a cobrar precios muy altos. Dado que hay más dinero en circulación, altos ingresos disponibles para los ciudadanos, comienzan a gastar en exceso y derrocharlo más. Por lo tanto, este círculo vicioso de precios continuos aumenta diariamente, lo que finalmente conduce a un estado de hiperinflación.

Por lo tanto, un aumento en la oferta monetaria sin aumentar el PIB es una de las principales causas de la hiperinflación.

Inflación impulsada por la demanda

La hiperinflación puede ocurrir debido a la inflación de la demanda, donde hay un aumento repentino de la demanda con una oferta constante (la misma) que conduce a un aumento de precios. La alta demanda se puede atribuir al aumento de las exportaciones, al aumento del gasto del gobierno y de los ciudadanos, etc. Dichas demandas altas pueden causar escasez y, en última instancia, conducir a la hiperinflación.

El mercado pierde confianza

La tercera causa es que los ciudadanos empiezan a perder la confianza en la moneda. O cambian a un sistema de trueque o alguna moneda internacional. Este es uno de los mayores fracasos del gobierno del país, donde se cuestiona la autenticidad de la moneda nacional.

Situación Bélica

La guerra entre diferentes países también puede causar Hiperinflación. La depresión en la economía también puede atraer la hiperinflación.

Efectos de la hiperinflación

El valor de la moneda se deprecia

En el estado de hiperinflación, la moneda se deprecia a un mínimo histórico en el mercado FOREX. Todos los desencadenantes negativos en la economía y el mercado financiero hacen que el público se sienta bastante inseguro y asustado sobre el valor real de la moneda nacional. En otras palabras, se desata todo tipo de confianza y creencia por el valor y la estabilidad de la moneda nacional. En tal situación, los ciudadanos del país intentan invertir en activos más estables o seguridad financiera y pueden desviar sus inversiones fuera del país.

Aumenta la inversión en oro, bienes raíces y materias primas

Como los ciudadanos no tienen confianza en la moneda nacional, tratan de poner su dinero en activos o títulos financieros más sólidos. En una situación de hiperinflación, el oro o, por ejemplo, los lingotes se convierten en el activo más fiable y líquido. Por lo tanto, la demanda de oro aumenta en esta situación. Los bienes raíces y las materias primas también son más estables que la moneda. Como resultado, los ciudadanos comienzan a invertir más en dichas áreas.

Los inversores extranjeros se echan atrás

En general, se necesita al menos un año para salir de la espiral de hiperinflación. Por lo tanto, los inversores extranjeros son los primeros en retirar su inversión y retroceder. A menos que no se les reembolse con una tasa de interés adicional que equilibraría la depreciación de la moneda, no prefieren quedarse.

Escasez de Suministros Básicos de Alimentos

A medida que la hiperinflación expande sus raíces en el país, los ciudadanos del país comienzan a recolectar y almacenar alimentos básicos. Este abastecimiento incluso crea más escasez que conduce a un aumento de los precios. Así que el precio en espiral sube y se establece un círculo vicioso.

Interrumpe la Banca y las Instituciones Financieras

Como la hiperinflación deprecia la moneda local, el valor de los préstamos y los anticipos realizados por los bancos casi pierde su valor. El valor de los préstamos y anticipos era mucho mayor que su valor de mercado actual. Los depósitos también disminuyen a medida que los ciudadanos dejan de invertir. Como resultado, estos bancos e instituciones financieras pierden efectivo y, en ocasiones, se declaran en quiebra.

Las exportaciones son más baratas; Las importaciones son más costosas

En esta situación, las empresas más beneficiadas son las empresas exportadoras. Como la moneda se ha depreciado mucho, las exportaciones se vuelven más baratas para los países importadores, por lo que el volumen sube. Estas empresas exportadoras aún pueden jugar con sus precios, aumentando así sus ganancias. En contraste con esto, las importaciones del país se vuelven más costosas. Las empresas nacionales detienen sus importaciones debido a la depreciación de la moneda nacional. El alto costo de producción ya habría hecho estragos en la demanda actual.

Aumenta el desempleo y caen los ingresos del gobierno

A veces, la hiperinflación hace que el desempleo interno aumente a niveles récord. Con la recesión en el negocio y el crecimiento del PIB, los recursos del gobierno también comienzan a reducirse y pueden reducirse mucho. Por lo tanto, durante este tiempo, los ingresos fiscales caen para el gobierno, lo que lo hace sin efectivo.

Deflación vs. Hiperinflación vs. Estanflación

La deflación es un estado en el que los precios generales de los bienes y servicios caen a un nivel mínimo histórico. Significa que los precios son mucho más bajos que el valor real . Es cuando la inflación es del 0%.

La estanflación es un estado donde hay poco o ningún crecimiento en la economía, pero los precios aumentan continuamente. Es un estado con un crecimiento económico casi estancado, sin más oportunidades de empleo sumado a una alta inflación. Los bancos centrales y los países afectados hacen todo lo posible para evitar quedar atrapados en esta situación.

La hiperinflación es completamente diferente tanto de la deflación como de la estanflación. Pero cada uno de ellos tiene sus propios defectos, causas y efectos. Lo mejor para una economía es una ligera condición inflacionaria en la economía. Significa que el país está creciendo, el PIB está creciendo, la inversión y el desarrollo de capacidades están ocurriendo, hay nuevas oportunidades de empleo, etc. Por lo tanto, un poco de inflación siempre es bueno; los extremos en ambos lados son devastadores y afectarán las perspectivas a largo plazo.

Ejemplos reales de hiperinflación

  • Alemania se enfrentó a una gran hiperinflación alrededor de 1923 después del final de la Primera Guerra Mundial.
  • China enfrentó la hiperinflación en el año 1940, donde se registró la tasa de inflación más alta del 320%.
  •  Recientemente, en 2006, Zimbabue fue golpeado por la hiperinflación del 1730% más alto. La tasa de desempleo había superado el 70%.

Por lo tanto, los mencionados anteriormente fueron algunos ejemplos de países que enfrentaron hiperinflación. Muchos condados han pasado por este círculo vicioso.

Conclusión de la hiperinflación

Los Bancos Centrales y la autoridad reguladora monetaria del país toman acciones preventivas para asegurarse de que el país no alcance niveles Hiperinflacionarios. Una vez que el país está en una etapa hiperinflacionaria, se vuelve muy difícil salir. La Reserva Federal de los Estados Unidos y los Bancos Centrales de otros países siguen monitoreando la situación y utilizan y ajustan las políticas monetarias para controlar la inflación.  Si el país respectivo cuida su oferta monetaria y su crecimiento económico, la hiperinflación se puede evitar fácilmente.

Rate this post

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *