Definición de Gestión de Calidad Total

La gestión de calidad total (TQM) también se conoce como mantenimiento productivo total. Es el enfoque de la gerencia para lograr el éxito a largo plazo centrándose en la satisfacción del cliente. La organización trabaja para lograr una mejora constante de la calidad en todas las etapas de la producción. TQM también ayuda a reducir los riesgos en la fabricación, mejorar la experiencia del cliente y garantizar que los empleados estén bien informados y actualizados con su capacitación. TQM responsabiliza a cada individuo por la calidad general de la producción.

Después de entender TQM, echemos un vistazo a cómo implementarlo.

¿Cómo implementar la gestión de la calidad total?

Las siguientes son las formas de implementar TQM en una organización:

Cliente enfocado

El cliente experimenta y juzga el nivel de calidad. Una organización puede invertir en varios métodos, como actualizar el software y las computadoras, capacitar a los empleados, comprar nuevas herramientas de medición o integrar la calidad en el proceso de diseño. Esto mejoraría la calidad general de producción de los productos, lo que conduciría a una mayor satisfacción del cliente.

Participación total de los empleados

Todos los empleados deben contribuir a lograr un objetivo común. Un ambiente adecuado en la gestión y motivado por el miedo desde el lugar de trabajo ayudará a lograr el compromiso total de los empleados. Las operaciones comerciales normales deben integrarse con sistemas de trabajo de alto rendimiento para lograr una mejora constante.

Proceso centrado

La evaluación de procesos puede contribuir a ganar TQM. Un proceso implica tomar insumos de proveedores internos y externos. Estos insumos luego se convierten en productos y se entregan a los clientes.

Enfoque Estratégico y Sistemático

La implementación de un enfoque estratégico y sistemático ayudará a obtener la misión, la visión y los objetivos de una organización. La formulación de un plan estratégico que se centre en la calidad se conoce como gestión estratégica o planificación estratégica.

Mejora continua

La mejora continua de los procesos ayuda a impulsar la TQM en gran medida. Un requisito para la mejora continua impulsa a una organización a encontrar formas creativas y analíticas para manejar las expectativas de las partes interesadas de manera efectiva.

Toma de decisiones basada en hechos

Los datos sobre las medidas de desempeño de la organización deben recopilarse periódicamente. El análisis consistente de los datos recopilados mejora la precisión de la toma de decisiones y permite predicciones futuras sobre la base de la historia pasada.

Comunicaciones

Las comunicaciones efectivas aumentan la motivación de los empleados y mantienen la buena moral en la organización. La comunicación efectiva debe ser parte no solo de los tiempos de cambio organizacional, sino también como parte de las actividades y operaciones diarias.

El proceso anterior se puede lograr utilizando las herramientas para TQM mencionadas a continuación.

Herramientas para la gestión de la calidad total

Las siguientes son las herramientas básicas para lograr TQM:

Diagrama de causa y efecto

El diagrama de causa y efecto ayuda a identificar las posibles causas de un efecto y clasifica las ideas en categorías adecuadas.

Hoja de verificación

Una hoja de verificación es un formulario organizado y organizado para acumular datos. Esta herramienta se puede utilizar para varios propósitos.

Gráficos de control

Los cambios en el proceso a lo largo del tiempo se representan en gráficos de control.

Histograma

Un histograma representa distribuciones de frecuencia y determina con qué frecuencia ocurre un valor específico en un conjunto de datos.

Diagrama de Pareto

El diagrama de Pareto es un gráfico de barras que muestra los factores más significativos sobre el resto.

Diagrama de dispersión

Un diagrama de dispersión muestra pares de datos numéricos con variables en un eje diferente para determinar las relaciones.

Estratificación

La técnica de bifurcar datos acumulados de varias fuentes para que la estratificación pueda detectar patrones.

Ejemplos de gestión de calidad total

TQM en Ford Motor Company:

Ford Motor Company implementó prácticas TQM en la década de 1980. Adoptaron el lema “La calidad es trabajo 1”. Posteriormente, Ford se asoció con el proveedor de pintura ChemFil. Luego, las empresas trabajaron para producir un entorno de trabajo estable, rentabilidad, gestión eficaz y productos de mejor calidad. Más tarde cambiaron el eslogan a «Personas de calidad, productos de calidad». Las organizaciones creían que un producto de calidad que satisface las necesidades del cliente se traduce en éxito financiero. Esto, a su vez, ayuda a maximizar las ganancias.

La implementación de TQM aseguró que los procesos en todas las etapas de producción se desarrollaran constantemente, se siguieran estrictamente y se mejoraran una y otra vez a través de encuestas de satisfacción de calidad del cliente.

Conclusión

La Gestión de Calidad Total es un enfoque contemporáneo para la gestión de toda la organización. Garantiza estrictos niveles de calidad en cada etapa de la producción. Por lo tanto, si se implementa de manera estricta y correcta, conducirá a la satisfacción del cliente, lo que conducirá a la maximización de la riqueza de la organización.

Rate this post

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.