Gastos operativos: significado, importancia y más

Los gastos operativos u OPEX son aquellos en los que incurre una empresa para mantener el negocio en funcionamiento o en el curso normal de los negocios. Una empresa generalmente incurre en estos para cubrir los gastos regulares para operar una empresa. Gastos tales como nómina, viáticos, amortización, alquiler, impuestos, reparaciones, etc., entran dentro de los gastos de operación.

Importancia

Dichos gastos son cruciales para calcular los ingresos operativos, que es una medida financiera importante. Los gastos operativos dependen de varias cosas, como la estrategia de fijación de precios y la gestión general de la empresa. Por lo tanto, un estudio cuidadoso de los gastos operativos da una buena idea de la flexibilidad y competencia gerencial de una empresa.

Además, la comparación de los gastos operativos entre empresas da una idea justa de cuál es más eficiente de las dos. Un punto a tener en cuenta es que algunas industrias tienen más gastos operativos que otras. Por lo tanto, comparar los gastos operativos es más significativo cuando tomamos empresas dentro de la misma industria.

Fórmula

Los gastos operativos pueden ser diferentes para diferentes empresas. Por lo tanto, no existe una fórmula única que se adapte a todas las empresas. Sin embargo, la fórmula básica de una fórmula de gastos operativos es:

Gastos operativos = Gastos de oficina + seguro + derechos de licencia + sueldos y salarios + gastos de contabilidad + suministros + servicios públicos + mantenimiento y reparaciones + impuestos sobre la propiedad + derechos de licencia.

Esta no es una lista completa de los gastos operativos. Cada empresa puede tener su propia estructura única sobre la base de su negocio. Estos gastos se mostrarían en el estado de resultados y se calcularían junto con otros costos.

Categorías de gastos operativos

Uno puede categorizar los gastos operativos en Gastos de Venta, Administrativos y Generales (SG&A). Se pueden subcategorizar los gastos de venta, generales y administrativos en gastos relacionados con la compensación, gastos relacionados con la oficina y gastos relacionados con las ventas y el marketing.

Algunos gastos operativos comunes relacionados con la compensación son: comisiones de ventas, beneficios y contribuciones al plan de pensiones para empleados que no son de producción, y compensación para empleados que no son de producción.

Los ejemplos de gastos operativos relacionados con la oficina incluyen costos de seguros, honorarios legales, suministros de oficina, impuestos a la propiedad, costos de servicios públicos, gastos de contabilidad y costos de alquiler y reparación de instalaciones que no son de producción.

Ejemplos de gastos relacionados con ventas y marketing: incluyen costos de material de ventas, costos de viaje y costos de publicidad.

Todos estos costos juntos constituyen Gastos de Venta, Administrativos y Generales (SG&A). Algunos de estos se discuten en detalle a continuación;

Gastos de viaje: los empleados de la empresa pueden realizar visitas oficiales para reuniones y conferencias. La empresa corre con estos gastos. Una empresa pone estos gastos en el estado de Pérdidas y Ganancias como gastos de viaje.

Equipos y suministros de oficina: para llevar a cabo sus actividades diarias, una empresa necesita regularmente suministros y equipos de oficina, como computadoras de escritorio, computadoras portátiles, impresoras, artículos de papelería, etc. Estos gastos también forman parte de los gastos operativos.

Impuesto a la propiedad: una empresa podría estar pagando el alquiler de la oficina. Tal gasto también forma parte del gasto operativo.

Gastos de servicios públicos: estos pagos se relacionan con los servicios públicos de oficina que paga la empresa, como agua, electricidad, etc.

Cargos bancarios: las tarifas que cobra un banco por sus servicios, como una tarifa de tarjeta de débito y más, también se incluyen en los gastos operativos.

¿Incluye el costo de los bienes vendidos (COGS)?

A veces, la definición de gasto operativo también puede incluir el costo de los bienes vendidos. En tal caso, incluiría los gastos atribuibles a la producción de bienes. Un punto a favor de tomar COGS como gasto operativo es que considerarlo da un ingreso operativo preciso.

Algunos ejemplos del costo de los bienes vendidos son:

Costo de flete: el costo de transporte para la entrega de los bienes del proveedor a los clientes se incluye en el costo de los bienes vendidos. Por lo tanto, viene en el estado de resultados.

Costo de alquiler: las empresas pagan el alquiler de las instalaciones de producción. Además, los sueldos, salarios y diversos beneficios de los empleados también forman parte del costo de los bienes vendidos.

Costo del producto: el costo en el que incurre una empresa para fabricar un producto para venderlo a un cliente es un costo del producto. El costo del producto incluye mano de obra directa, material directo y gastos generales directos.

Gasto de depreciación: la caída en el valor de un activo debido al desgaste durante el tiempo de producción se conoce como gasto de depreciación. También es una parte del costo de los bienes vendidos.

Los gastos operativos no incluyen el costo financiero ya que se relacionan con las operaciones diarias del negocio.

Gasto Operativo vs. Gasto de Capital vs. Gasto No Operativo

Como ya sabe, los gastos operativos son los gastos en los que incurre una empresa para operar un negocio diariamente. Por otro lado, una empresa incurre en gastos de capital o gastos de capital cuando gasta dinero, obtiene dinero a través de deuda o alguna otra fuente para invertir en un activo, o aumenta el valor de un activo existente.

Un gasto de capital ayuda a una empresa a cosechar los beneficios a largo plazo, generalmente más allá de un año. Por otro lado, los gastos operativos son por un período determinado, como el alquiler por un año.

Una empresa registra un gasto operativo en el estado de resultados. Los gastos de capital se presentan como un activo en el balance general. Un punto a tener en cuenta es que la depreciación de los activos se incluye en el estado de resultados como un gasto. Después de eso, la depreciación acumulada entra en el balance general como la suma total de todos los gastos de depreciación.

Los gastos no operativos son aquellos que no están relacionados con las operaciones principales de un negocio. Por ejemplo, depreciación, cargos por intereses, amortización u otros costos de préstamos.

Lea CAPEX vs. OPEX para obtener más detalles.

Ultimas palabras

Cada empresa debe tratar de reducir la carga de los gastos operativos tanto como pueda. Dichos gastos tienen un impacto directo en la rentabilidad. También afecta la capacidad de una empresa para competir con otras en la industria. Sin embargo, estos gastos son necesarios e inevitables. Y hay ejemplos en los que reducir tales gastos compromete la integridad y la calidad de las operaciones. Por lo tanto, es importante que una empresa logre el equilibrio adecuado con los gastos operativos.

Rate this post

Articulos relacionados

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *