Funciones de un Supervisor

El supervisor es un gerente, el cual posee contacto directo con los operativos, por lo tanto, tiene una función múltiple que desempeñar. Donde su objetivo principal es brindar estabilidad y solidez a la organización, lo que puede ser asegurado mediante el incremento de las ganancias, que es el resultado final de una mayor productividad. Y para poder lograr eso, un supervisor debe realizar las siguientes funciones:

Planificación y organización: la función principal que posee un supervisor, es el planificar el horario de trabajo de cada dia, guiando a sus trabajadores en sus tareas y también dividiendo el trabajo entre los trabajadores dependiendo de sus intereses, aptitudes, habilidades e intereses.

Provisión de condiciones de trabajo: un supervisor tiene un papel muy importante en el entorno de la fábrica y en la organización de los recursos físicos en el lugar correspondiente. Esto incluye el brindar a los trabajadores un lugar adecuado para que descansen, ventilación, instalaciones de agua, etc. Donde su principal responsabilidad es brindar condiciones saludables e higiénicas a los empleados.

Liderazgo y orientación: un supervisor es el líder de los trabajadores que están por debajo de su mando. El liderar a los trabajadores, influencia a que trabajen mucho mejor. También guían a los empleados brindandole objetivos de producción y proporcionándoles instrucciones para poder lograr esos objetivos.

Motivación: un supervisor tiene un papel importante al brindar incentivos a los trabajadores para que puedan tener un mejor desempeño. Existen muchos tipos de incentivos monetarios y no monetarios para poder inspirar a los trabajadores a que trabajen mejor.

Control: el control es una función importante realizada por el supervisor. Esto implicará:

  • Grabar el rendimiento real contra el calendario.
  • Comprobación del progreso del trabajo.
  • Averiguar desviaciones si las hay y hacer soluciones.
  • Si no se resuelve de forma independiente, informar a la alta dirección.

Pin de enlace: un supervisor es un eslabón entre la gerencia y los trabajadores. El comunica todas las políticas de administración a los trabajadores y también pasa instrucciones en nombre de la administración. Por otro lado, el supervisor tiene contacto cercano con los trabajadores y, por lo cual, puede lograr una interacción sin problemas, sin quejas y sin sugerencia. De esta forma, comunica los problemas de los trabajadores y los lleva directo con la gerencia.

Manejo de quejas: el supervisor puede manejar las quejas de los trabajadores de una forma efectiva, ya que tiene que hacer lo siguiente:

  • Él puede estar en contacto directo con los trabajadores.
  • Al ganar la confianza de los trabajadores resolviendo sus problemas.
  • Tomando los problemas de los trabajadores por razones humanitarias.
  • Si no puede abordarlo de manera independiente, puede tomar la ayuda y el consejo de la gerencia para resolverlo.

Informes: un supervisor posee un rol muy importante al informar sobre los costos, calidad y cualquier otro resultado que pueda incrementar la productividad de la empresa. Los factores como el costo, el rendimiento, la calidad, etc, pueden reportarse de forma continua a la gerencia.

Introducción de nuevos métodos de trabajo: el supervisor tiene que ser consciente del entorno del mercado y de la competencia presente. Por lo tanto, puede innovar las técnicas de producción. El puede cambiar a los trabajadores a nuevos horarios siempre que pueda ser posible. También puede intentarlo mejor para poder seguir cambiando y mejorando el entorno físico alrededor de los trabajadores. Teniendo como resultado:

  • Mayor productividad,
  • La alta moral de los trabajadores,
  • Condiciones de trabajo satisfactorias,
  • Mejorar las relaciones humanas,
  • Mayores ganancias, y Alta estabilidad

Aplicación de la disciplina: un supervisor puede emprender muchos pasos para poder mantener una disciplina en la preocupación al regular los controles y las medidas, el rigor de las órdenes y de las instrucciones, llevar un registro de la disciplina general de la fábrica, implementar sanciones y castigos para aquellos trabajadores indisciplinados. Sin duda, todos estos pasos anteriores ayudan a poder mejorar la disciplina general de la fábrica.

Articulos relacionados

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *