Los fondos de asignación de activos son fondos que se invierten en una amplia gama de clases de activos, que incluyen acciones, ingresos fijos, efectivo e inversiones alternativas.

¿Qué se entiende por Fondos de Asignación de Activos?

Los fondos de asignación de activos son vehículos de inversión que brindan exposición en todas las clases de activos. La filosofía de inversión clave detrás de estos fondos es la diversificación.

Estos fondos invierten en las clases de activos de renta variable, renta fija, efectivo y equivalentes de efectivo, así como en inversiones alternativas como oro y metales, entre otros. También pueden incluir el arbitraje como estrategia de inversión y también pueden invertir en distintas zonas geográficas para profundizar su diversificación.

Estos fondos pretenden ofrecer una volatilidad más baja que un fondo de renta variable típico y proporcionar rendimientos más altos que un fondo de deuda.

Explicación de los fondos de asignación de activos

Cuando hablamos sobre el uso de fondos para invertir, generalmente los categorizamos en uno de dos grupos: fondos de capital o de deuda. Aunque los fondos de renta variable brindan una pequeña exposición a la clase de activos de renta fija, es principalmente una apuesta a corto plazo destinada principalmente a la gestión de efectivo.

Sin embargo, algunos fondos pueden clasificarse como ‘híbridos’. Estos fondos también pueden ser conocidos como fondos equilibrados. A diferencia de los fondos de renta variable o de deuda dedicados, tienen un rango definido de exposición a las clases de inversión de renta variable, renta fija, efectivo y alternativas. Por ejemplo, pueden invertir del 50 al 60 % de sus activos en acciones, del 30 al 40 % en bonos y del 10 al 20 % en efectivo; este desglose estaría disponible en los documentos del esquema, y ​​el fondo se adherirá a la asignación establecida en todo momento.

Lógica detrás de estos fondos

Estos fondos brindan a los inversores una idea clara sobre dónde se está invirtiendo su dinero y cuáles son los límites mínimos y máximos. Además de ayudar en la diversificación entre clases de activos, los Fondos de asignación de activos pueden proporcionar un punto de partida adecuado para los inversores conservadores o por primera vez para darles una idea de la inversión en renta variable y renta fija sin exponerlos a demasiada volatilidad.

Aunque esta asignación relativamente estática ha sido una característica de estos fondos, no quiere decir que estos fondos no tengan nada que ofrecer a los inversores más aventureros.

Fondos de asignación dinámica de activos

Los fondos de asignación de activos dinámicos no imponen las restricciones de ponderación de la cartera que imponen los fondos equilibrados tradicionales. Aunque estos fondos también invierten en clases de activos, ofrecen una flexibilidad mucho mayor en la asignación de activos que sus pares de fondos equilibrados. Si las condiciones del mercado así lo exigen, los Fondos de Asignación Dinámica de Activos pueden invertirse completamente en acciones o deuda.

Operación de Fondos de Asignación Dinámica de Activos

Estos fondos cambian la asignación de su cartera en función de modelos cuantitativos, que hacen uso de métricas que determinan la valoración de las clases de activos subyacentes. Por ejemplo, si el modelo cuantitativo indica que una relación precio-beneficio (P/E) de más de 25 es costosa, el fondo puede retirarse por completo de las acciones e invertir solo en bonos cuando la métrica supere ese nivel. Por otro lado, si el mismo modelo está diseñado para considerar una relación P/U inferior a 10 como barata, entonces la cartera puede invertirse únicamente en acciones si se materializa tal escenario.

Se pueden colocar parámetros similares para valores de renta fija y combinarlos; determinan la combinación de activos de la cartera.

Mediante el uso de estos modelos cuantitativos, el fondo garantiza que los inversores eviten el error de comprar caro y verse obligados a vender barato cambiando dinámicamente la asignación a las clases de activos en función de la valoración y otras métricas.

Debido a su estrategia de inversión, los fondos de asignación dinámica de activos pueden parecer vehículos de inversión óptimos, pero no están exentos de dificultades.

Desventajas de los fondos de asignación dinámica de activos

Fases del mercado

En un mercado de renta variable en alza, un fondo de renta variable pura puede superar fácilmente a un fondo de asignación dinámica de activos. Esto puede suceder si el modelo cuantitativo que dicta la asignación de activos en este último alcanza el techo de sus parámetros, lo que indica un cambio hacia los valores de renta fija, pero el mercado de valores sigue subiendo. Debido a esto, los inversores deben permanecer invertidos en estos fondos a largo plazo para beneficiarse de un ciclo comercial completo.

Costo

También hay un elemento de costo. Suponga que los parámetros que forman el modelo cuantitativo se violan con frecuencia. En ese caso, resultará en un reequilibrio repetido de la cartera, y esta negociación incrementaría el costo de administración del fondo. Esto puede dar lugar a un rendimiento inferior del fondo frente a un fondo de renta variable que mantendrá el rumbo hasta que el gestor de la cartera piense lo contrario.

Medida

Es importante que los inversores tengan en cuenta que no existe un modelo cuantitativo estandarizado que determine la asignación de activos de estos fondos. Cada proveedor de fondos tiene su propio modelo, lo que significa que cada oferta puede reaccionar de manera diferente a las mismas condiciones del mercado.

Estilo de inversión

Además, aunque los fondos de asignación dinámica de activos tienen un modelo cuantitativo que dicta la asignación de activos, lo hace solo a un nivel amplio de clase de activos. Sigue siendo un gestor de cartera y su equipo de inversión los que seleccionan los valores individuales que componen estas clases de activos. Por lo tanto, incluso si dos fondos siguen el mismo modelo cuantitativo pero son administrados por dos administradores de cartera diferentes, pueden generar resultados diferentes en función de la capacidad de selección de valores de su administrador.

Uso en la planificación de la jubilación

Los fondos de asignación de activos también encuentran uso en la planificación de la jubilación, aunque en un formato diferente de los fondos equilibrados o dinámicos. Se conocen como fondos de ciclo de vida o de fecha objetivo. Su asignación de activos cambia según la etapa de la vida del inversor o la fecha de jubilación prevista. Por lo general, comienzan con una asignación de activos más riesgosa que se vuelve más conservadora a medida que cambia el ciclo de vida del inversor o se acerca la fecha objetivo.

Rate this post

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *