Significado de las finanzas verdes

Green Finance, como la palabra implica, se relaciona con las inversiones que ayudan a mejorar el medio ambiente/clima. Esto incluye las acciones de las entidades privadas y públicas, incluidos bancos, gobiernos, empresas, organizaciones sin fines de lucro y otras. Esta financiación incluye todo tipo de acciones e iniciativas como el desarrollo, implementación y promoción de proyectos que puedan tener impactos sostenibles o modelos de negocio sostenibles. Junto con la disponibilidad de fondos para proyectos verdes, otro objetivo de la financiación verde es reducir la percepción de riesgo de los proyectos verdes.

En palabras simples, podemos decir que representa cualquier actividad financiera estructurada que conduzca a un mejor entorno. Estas actividades pueden ser préstamos o inversiones, o cualquier otro instrumento financiero. También podemos decir que este tipo de financiación entra en juego si los recursos de cualquier instrumento financiero se utilizan para iniciativas sostenibles.

Comprender el término: finanzas verdes

También podemos decir que cualquier préstamo o inversión que ayude a apoyar actividades ecológicas, como la compra de productos o servicios ecológicos o el desarrollo de una infraestructura ecológica, es financiación ecológica.

Por ejemplo, fondos para promover las energías renovables, realizar auditorías ambientales, y más. Además, las inversiones que ayuden a reducir la contaminación, la huella de carbono y la deforestación también se incluirían en este tipo de financiación.

En la actualidad, cambiar a un producto verde puede resultar costoso. Debido a los volúmenes más bajos y las tecnologías en desarrollo, el costo de producción es alto en comparación con otros productos para un uso similar. Podemos tener el ejemplo de una bicicleta o automóvil eléctrico donde el costo de la bicicleta o el vehículo es más en comparación con la gasolina o el vehículo de gasolina. Sin embargo, el financiamiento verde impulsará e incentivará a las personas a cambiar a productos más ecológicos. De esta manera, dicha financiación ofrece incentivos tanto a las empresas como a los consumidores para que tengan en cuenta el medio ambiente al tomar decisiones.  

Finanzas climáticas

Mucha gente usa el término Finanzas Climáticas y Finanzas Verdes indistintamente. Los dos términos suenan similares pero tienen algunas diferencias entre ellos. De hecho, el Financiamiento Climático es parte del financiamiento verde. Clima Finanzas incluye principalmente finanzas públicas. Y también incluye los esfuerzos de los países desarrollados para que el financiamiento esté disponible para enfrentar el cambio climático. Por el contrario, las finanzas verdes son un término más amplio e incluyen todo tipo de flujos financieros para objetivos ambientales.

Finanzas Verdes: Beneficios

Los beneficios se enumeran a continuación:

  • Fomentar la financiación verde a gran escala implica que las iniciativas verdes o ambientales tengan prioridad sobre las inversiones comerciales habituales que pueden o no ser sostenibles.
  • Un enfoque en este tipo de financiamiento conduce a la transparencia y un flujo regular de inversiones hacia objetivos ambientales.
  • El crecimiento de este tipo de financiación ayudará en la creación de más puestos de trabajo y oportunidades de negocio.
  • Todo esto conducirá en última instancia a una mejor vida humana e instalaciones, así como a desarrollos sostenibles sin estropear o destruir la naturaleza.

Finanzas verdes: desafíos

Los siguientes son los desafíos enfrentados en este Financiamiento:

  • A menudo, el horizonte temporal a corto plazo de los inversores no coincide con las inversiones verdes a largo plazo.
  • Siempre queda un problema con respecto a la adecuada coordinación, cooperación y alineación de los objetivos financieros y ambientales. A cada uno le gustaría apretar el gatillo para priorizar sus propios objetivos.

¿Cómo promover las finanzas verdes?

Para promover este tipo de financiación, es necesario hacer (o se está haciendo) lo siguiente:

  • Hacer los cambios necesarios para el financiamiento verde en el marco regulatorio de una nación.
  • Alinear las decisiones financieras del sector público con los objetivos de desarrollo sostenible.
  • Animar a diferentes sectores a participar en esta financiación.
  • Impulsar la inversión en tecnologías limpias y verdes.
  • Impulsar el uso de los bonos verdes.
  • Fomentar la asociación pública y privada hacia proyectos verdes.

Los Bonos Verdes son un muy buen ejemplo de tal actividad e instrumentos financieros. Estados Unidos, China y Francia se encuentran entre los mayores emisores de estos bonos, mientras que el BCE (Banco Central Europeo) también desempeña un papel crucial en este tipo de actividades. Se estima que el mercado de bonos verdes podría ascender a 2,30 billones de dólares en los próximos años.

Junto con los Bonos Verdes, los instrumentos del mercado de carbono también son una herramienta popular de financiamiento verde. Además de herramientas verdes, también vemos un aumento de instituciones financieras verdes, como fondos verdes y bancos verdes.

Iniciativas de la ONU para promover las finanzas verdes

El equipo de Medio Ambiente de las Naciones Unidas también está trabajando activamente con entidades públicas y privadas para alinear los sistemas financieros globales y los objetivos ambientales. Por ejemplo, la ONU está ayudando a las naciones a rediseñar sus regulaciones para impulsar iniciativas ecológicas tanto en el sector público como en el privado. Los subsidios para la adopción de energía solar son un buen ejemplo de este tipo de iniciativas.

La ONU también tiene un programa de eficiencia de recursos que ayuda a esta financiación. Tal programa ayuda a las naciones a evaluar sus políticas y marco regulatorio para desarrollar planes financieros sostenibles. Además, el programa ayuda a los bancos centrales y los reguladores a elaborar una política multinacional a nivel nacional e internacional.

Ultimas palabras

Las Finanzas Verdes, especialmente los Bonos Verdes, bien podrían ser el futuro del sector financiero. Desempeñará un papel de liderazgo en la marcha hacia el cero neto (emisiones mínimas de gases de efecto invernadero). Estos bonos son una de las mejores formas de satisfacer las necesidades del ambientalismo, así como del capitalismo. Sin embargo, existe la necesidad de normas mínimas para este tipo de financiación a fin de garantizar su eficacia a largo plazo, así como la evaluación comparativa del riesgo. Tener estándares y reglas ayudaría en la creación de más herramientas de finanzas verdes.

El concepto está ganando terreno rápidamente. Cada vez más inversiones se impulsan con el objetivo de la inversión socialmente responsable. La necesidad del momento es crear un marco regulatorio, así como agencias de calificación crediticia. Esto ayudará a la adecuada utilización de los fondos con los objetivos dados en lugar de la desviación de fondos en nombre de inversiones verdes (greenwashing).

Rate this post

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *