Significado de la estructura corporativa

La estructura corporativa es la estructura básica de una organización que alinea las diferentes unidades y departamentos. Esta clasificación estructural se puede hacer en función del trabajo, los productos y las líneas de productos, las regiones, etc. Y esta estructura puede variar de una empresa a otra, según los requisitos de cada empresa. Asimismo, puede diferir incluso entre distintos departamentos, unidades u oficinas de una misma empresa.

Cada unidad o departamento trabaja en estrecha cooperación y coordinación entre sí. Porque el objetivo final sigue siendo alcanzar los objetivos de la empresa de la manera más eficiente. Hay cinco departamentos principales en organizaciones de todo el mundo. Y estos departamentos son marketing, finanzas, TI, operaciones y recursos humanos. Además, existen categorías más pequeñas en estos cinco departamentos principales, que pueden variar de una empresa a otra.

Importancia de la estructura corporativa

Una estructura corporativa bien definida es de suma importancia para cualquier organización. La estructura de una empresa es como los pilares de un edificio y tiene que ser fuerte para allanar el camino para operaciones exitosas. Además, es fundamental mencionar las funciones, responsabilidades y deberes de cada unidad o departamento. Es la clave del éxito de las grandes corporaciones. Las fricciones, los retrasos y la falta de comunicación entre los departamentos pueden provocar importantes pérdidas comerciales y problemas en una organización.

Por ejemplo, una empresa puede lograr altas cifras de ventas a través de un equipo de marketing capaz. Pero tales ventas serán inútiles si la información correcta sobre los deudores no está disponible para el departamento de finanzas a tiempo. El pago de las ventas solo se puede realizar después de que el departamento de finanzas reciba esta información para completar el proceso de ventas.

RECOMENDADO:  Estructura de la empresa holding: cómo funciona, beneficios y más

Otro ejemplo puede ser la necesidad de trabajadores hábiles y eficientes en cualquier departamento. Cualquier departamento que necesite recursos humanos debe transmitir su necesidad al departamento de recursos humanos de manera efectiva. Después de estudiar el tipo exacto de recurso humano requerido, el departamento de recursos humanos puede trabajar y dar una solución. Si hay fricción o falta de comunicación sobre el tipo de conjunto de habilidades necesario, todo el proceso de contratación puede resultar inútil.

Por lo tanto, una estructura corporativa eficaz puede hacer o deshacer una empresa y es el factor decisivo para su éxito o fracaso.

Tipos de Estructura Organizacional

Hay cuatro tipos básicos de estructuras organizativas que prevalecen en todo el mundo.

Estructura funcional

Es la forma más común de estructura en las corporaciones. La categorización de los empleados se realiza en función de la naturaleza del trabajo a realizar. Tienen conjuntos de habilidades comunes o relacionadas y, por lo tanto, conducen a la creación de armonía dentro del departamento. Tales estructuras generalmente tienen las características de un movimiento rápido de información dentro del departamento y un proceso eficiente de toma de decisiones. Las empresas con departamentos como contabilidad, TI, etc. tienen este tipo de estructuras.

Estructura divisional

Tales estructuras se clasifican según la región, un mercado o producto específico, o incluso una base de consumidores particular. Tales divisiones ayudan a satisfacer la demanda específica de un grupo o área y también pueden ayudar en las personalizaciones hasta cierto punto. Por ejemplo, muchas empresas han dividido sus operaciones en función de las regiones geográficas a las que atienden. Por lo tanto, les ayuda a realizar cambios efectivos en los productos, el enfoque y las políticas predominantes en un área en particular y aumentar sus ingresos por ventas.

RECOMENDADO:  Estructura financiera: significado, importancia y más

Estructura de matriz

Tal estructura combina las características de las estructuras funcionales y divisionales. Generalmente prevalece en grandes organizaciones con múltiples departamentos y líneas de productos. Aunque tales estructuras son costosas de mantener, ofrecen descentralización y autonomía en las operaciones diarias. Por lo tanto, pueden ser ventajosos y útiles.

Estructura Híbrida

Una estructura híbrida, como sugiere el nombre, es nuevamente una mezcla de estructuras funcionales y divisionales. La diferencia es que, a diferencia de la estructura matricial, los diferentes departamentos se clasifican como funcionales o divisionales dentro de la misma organización. Por lo tanto, los departamentos tienen autonomía para elegir el tipo de estructura que quieren adoptar según sus necesidades y requerimientos. Esta estructura también prevalece sobre todo en las grandes organizaciones. Y se basa en el concepto de empoderamiento de los niveles inferiores con la necesaria transferencia de poder.

Gestión de Estructura Societaria

Una empresa requiere un equipo elaborado de recursos humanos calificados para funcionar y administrar cualquiera de los cuatro tipos de estructuras mencionados anteriormente. Una jerarquía corporativa bien definida es vital para evitar conflictos y mantener un control absoluto. La estructura estándar de la jerarquía de gestión en cualquier organización es la siguiente:

Junta Directiva

Los accionistas de la empresa generalmente eligen la Junta Directiva. Pueden ser «directores internos» compuestos por personas del equipo de gestión como el director ejecutivo o el director financiero. Luego están los “Directores Externos” que no son parte de la empresa. Y pueden ser personas de reputación y experiencia. El Presidente es el líder o máxima autoridad de la Junta Directiva. El Directorio elige al Presidente de entre sus miembros. El Presidente puede ser de fuera o de dentro o uno de los promotores.

RECOMENDADO:  Garantías de acciones: características, tipos, beneficios y más

La Junta Directiva es responsable de la formación e implementación de la estrategia comercial y de representar a la empresa ante los accionistas y el mundo exterior.

Equipo Directivo

Después de la Junta Directiva viene el equipo directivo. Es responsable del funcionamiento diario de la empresa y del mantenimiento de sus resultados.

Director Ejecutivo (CEO)

Un CEO es el jefe del equipo de gestión y reporta directamente a la Junta Directiva. Es el responsable de las operaciones y la gestión de la empresa. Su función incluye mantener el equilibrio y la cooperación adecuados entre los diferentes departamentos y unidades, especialmente en las estructuras matriz e híbrida.

Director de operaciones (COO)

Después del CEO viene el COO, quien es responsable de administrar las operaciones diarias de la empresa, como ventas, marketing, producción, etc. Y generalmente le reporta al CEO.

Director financiero (CFO)

El CFO es directamente responsable del desempeño financiero de la empresa. Es responsable de hacer e implementar presupuestos en todos los departamentos, revisar su desempeño comercial y tomar medidas correctivas cuando sea necesario. También se ocupa de los informes financieros reglamentarios y su presentación de informes a las autoridades y partes interesadas correspondientes.

Los gerentes de producto, departamentales y regionales, y otro personal de la organización siguen a los jefes de gestión anteriores.

Rate this post

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *