Estado de Resultados [Ejemplo y Estructura]

Concepto / Definición de Estado de Resultados

Se trata de un documento financiero que se genera de forma mensual o anualmente para poder informar los ingresos de una empresa, indicando todos los ingresos relevantes o ingresos brutos; como así también los gastos para poder calcular un ingreso neto. También es conocido como un estado de perdida y ganancias.

El estado de resultados es un informe simple y directo sobre la capacidad que posee una empresa para la generación de efectivo. Es un cuadro de mando contable que destaca el desempeño que tiene un negocio, reflejando la cantidad de ventas, gastos incurridos y las ganancias netas. Obtiene información sobre varias categorías financieras, donde se incluyen ingresos, gastos, capital (en forma de depreciación) y costo de bienes.

Cuando se combinan todos estos elementos, el estado de resultados puede ilustrar la cantidad de ingresos que una empresa obtiene o pierde de forma anual, donde restando el costo de los bienes y los gastos de los ingresos totales, se puede ver un resultado neto, siendo una ganancia o perdida. Un estado de resultados difiere de los que es un estado de flujo de efectivo, debido a que en comparación de este ultimo, el estado de resultados no muestra cuando son recaudados los ingresos, ni cuando es que se pagan los gastos. Aunque, si muestra la rentabilidad proyectada del negocio, en el periodo de tiempo cubierto por el plan.

Para un plan de negocios, el estado de resultados tiene que generarse de forma mensual en el primer año, de forma trimestral para el segundo y de forma anual para el tercer año.

Un estado de resultados nos enumera las diferentes proyecciones financieras de la siguiente manera:

  1. Los ingresos poseen todos los flujos de ingresos que son generados por el negocio.
  2. El costo de los bienes incluyen todos los costos que están relacionados con la venta de los productos en el inventario.
  3. El margen de ganancia bruta, es la diferencia entre los ingresos y los costos de los bienes. El margen de ganancia bruta, puede ser expresado en dolares, como porcentaje o como ambos. Como porcentaje, el margen de utilidad bruta, siempre tiene que ser expresada como un porcentaje de los ingresos.
  4. Los gastos operativos incluyen a todos los gastos generales y las mano de obra que estén asociadas a las operaciones del negocio.
  5. Los gatos totales serán la suma del costo de los bienes y de los gastos operativos.
  6. El beneficio neto es la diferencia que existe entre el margen de beneficio bruto y de los gastos totales. El ingreso neto nos representa los ingresos y las deudas del negocio.
  7. La depreciación refleja la disminución del valor de los activos de capital que son utilizados para generar ingresos. También es utilizado como una base para poder hacer una deducción de impuestos y como un indicador del flujo de dinero hacia un nuevo capital.
  8. Las ganancias antes de impuestos e intereses nos muestran la capacidad que posee una empresa para poder pagar sus obligaciones.
  9. El interés incluye a todos los intereses pagaderos por las deudas, tanto a corto o a largo plazo.
  10. Los impuestos incluyen todos los impuestos sobre el negocio.
  11. La utilidad neta luego de los impuestos, muestra el resultado final real de la compañía.

Ahora bien, los aspectos básicos de un estado de resultados pueden ser los mismos para una empresa u otra, pero existen diferencias muy notables entre los servicios, los comerciantes y los fabricantes cuando se habla de la contabilidad del inventario.

Para aquellas empresas de servicios, el inventario incorpora suministros o piezas de repuestos, nada para la reventa o su fabricación. Los minoristas y los mayoristas, dan cuenta de el inventario de reventa bajo los costos de los bienes que son vendidos, mas conocido como costos de ventas. Esto hace referencia al precio total que es pagado por un producto vendido, durante el periodo contable del estado de resultados.

Los diferentes gastos de flete y de entrega son incluidos de forma habitual en dicha figura. Los contadores segregan los costos de los bienes en un estado operativo, debido a que proporciona una medida del margen de ganancia bruta en comparación con las ventas, uno de los criterios mas importante para poder medir la rentabilidad de la empresa.

Para los minoristas o los mayoristas, los costos de los bienes que son vendidos, es igual al inventario total al comienzo del periodo contable, a eso se le suma cualquier mercancía comprada, incluyendo los costos de los fletes, restando el inventario presente al final del periodo contable. Este es el costo total de los bienes vendidos.

Los fabricantes representan el costo de los bienes que son vendidos, de la misma forma que los comerciantes al informar los inventarios iniciales y finales, como son las compras realizadas durante el periodo contable, donde los enfoques también son diferentes, debido a que rastrean el inventario en tres fases.

  1. La materia prima es comprada para crear un producto terminado.
  2. El trabajo en curso es un inventario parcialmente ensamblado.
  3. Los productos terminados son inventarios completamente ensamblados y que están disponibles para la venta.

Existen otros costos que se asocian a este proceso, como es la mano de obra directa y los gastos generales de fabrica. Para dar cuenta de todos estos costos, los fabricantes reportan en una declaración denominada “costos de bienes manufacturados). En este estado financiero se forma al enumerar el inventario de trabajos en curso al comenzar el periodo contable. Lo que sigue es el listado de la materia prima y la mano de obra. El costo total de los diferentes materiales disponible para su utilización, se incluyen en el inventario al inicio del periodo contable, mas las nuevas comprar y los cargos de los fletes. Se resta el inventario de materia prima presente al finalizar el periodo de informe del costo del material disponible para su utilización, de esa forma se puede determinar el costo de los materiales utilizados.

Luego se agrega la mano de obra y los gastos generales de fabricación para esa cantidad. Traduciéndose en sus costos totales de fabricaciones. Agregue el inventario de inicio de trabajos en curso al final del periodo contable. Esto lo ayudara a proporcionar el costo de los bienes fabricados.

En el estado de resultados de los fabricantes, el costos de los diferentes bienes manufacturados son agregados al inventario de los productos terminados al comienzo del inventario, dando como resultado el costo total de todos los productos que están disponibles para la venta. El inventario de los productos terminados, se encuentran presente al final del periodo de informe, restando esa cantidad para poder producir el costos de los productos vendidos.

Al comparar las contabilidades de diferentes estados de resultados a lo largo del tiempo, puede trazarse una tendencia en el desempeño operativo. Ayudando a trazar metas y estrategias para las futuras ventas, inventarios y gastos operativos.

Continuar leyendo >


Recomendamos leer:

Dejanos un comentario: