Empresa social – ¿Qué es una empresa social?

Una empresa social es una organización que comercia con fines sociales.

Mientras que la mayoría de las empresas se esfuerzan por obtener ganancias para sus accionistas, las empresas sociales invierten todo el dinero que obtienen en abordar los problemas sociales, apoyar a las comunidades o ayudar al medio ambiente.

Características principales de una empresa social

El término «empresa social» se utilizó ampliamente por primera vez en la década de 1990 para referirse al creciente número de organizaciones que utilizaban estrategias comerciales para impulsar el cambio social. Aunque todavía no existe una definición legal oficial de empresa social, según Social Enterprise UK, las principales características de una empresa social incluyen:

  • Tener una misión social o ambiental clara descrita en sus documentos rectores (como sus estatutos)
  • Generar la mayoría de los ingresos a través de ventas y comercio en lugar de donaciones o recaudación de fondos.
  • Reinvertir las ganancias en proyectos que apoyen su misión social o ambiental.
  • Corriendo independientemente del estado
  • Ser responsable y transparente.

Las estructuras legales más comunes de las empresas sociales incluyen:


  • Sociedades limitadas: aunque la estructura de sociedad limitada es una de las estructuras legales más comunes para las empresas tradicionales, también es ampliamente utilizada por las empresas sociales.

  • Empresas de interés comunitario: CIC es una estructura empresarial relativamente nueva que se introdujo en 2005 para satisfacer el creciente interés en el emprendimiento social.
  • Corporaciones B: aunque técnicamente todavía se consideran sociedades anónimas tradicionales, el estatus de Corporación B se otorga a las empresas que han demostrado que benefician a todos sus grupos de interés, no solo a sus accionistas.

Sin embargo, si una organización se considera una empresa social depende de sus objetivos y fuente de ingresos más que de su estructura legal. Como tal, el término «empresa social» se puede utilizar para describir organizaciones que siguen una serie de otras estructuras comerciales, incluidos los comerciantes individuales, las asociaciones y las organizaciones benéficas.

Diferencias entre una organización benéfica y una empresa social

Como ambos están incentivados por objetivos sociales, comunitarios o ambientales, las organizaciones benéficas y las empresas sociales pueden parecer organizaciones similares. Sin embargo, existen algunas diferencias entre una organización benéfica y una empresa social:

  • Fuente de ingresos: mientras que las organizaciones benéficas dependen de las donaciones y la recaudación de fondos, las empresas sociales emplean estrategias comerciales para generar ganancias que pueden invertirse en proyectos que apoyen sus misiones sociales.
  • Organismos reguladores: en el Reino Unido, las organizaciones benéficas están registradas y reguladas por la Comisión de Caridad. Por otro lado, no existe un organismo único y centralizado para regular las empresas sociales, y las empresas sociales se registran en diferentes órganos de gobierno, según la estructura empresarial que sigan.
  • Estructura organizativa: mientras que las empresas sociales son relativamente libres de elegir su estructura organizativa legal, las organizaciones benéficas tienen menos opciones para la estructura que siguen.

Establecer una empresa social

Cuando establezca un nuevo negocio, es importante que se registre con las autoridades correspondientes. Al establecer una empresa social, el proceso y la organización en los que debe registrarse dependen de la estructura legal de su empresa social.

Por ejemplo, si desea convertirse en una empresa de interés comunitario, deberá registrar su empresa social en Companies House y en el regulador de empresas de interés comunitario. Por otro lado, si desea registrarse como una asociación, debe registrarse en HMRC.

Obtener financiación para una empresa social

La mayor parte de los ingresos de una empresa social se genera a través del comercio, pero, al igual que otras empresas, las empresas sociales necesitan suficiente dinero para establecerse y comenzar a operar. Algunas de las opciones más comunes para obtener fondos para una empresa social incluyen:

  • Recaudación de fondos
  • Subsidios
  • Un inversionista o un ángel comercial
  • Fondos de capital riesgo

Contabilidad de empresas sociales

Al igual que otros tipos de negocios, las empresas sociales necesitan mantener registros completos y precisos de las cuentas de su empresa. La contabilidad de las empresas sociales debe seguir los mismos principios que la contabilidad de las empresas regulares, y esto significa cumplir con los PCGA o las Normas Internacionales de Información Financiera, según la estructura legal de su empresa social.

Articulos relacionados

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *