Empresa conjunta – ¿Qué es una empresa conjunta?

Una empresa conjunta es un acuerdo comercial estratégico temporal en el que dos o más partes colaboran para lograr un objetivo específico.

Dentro de una empresa conjunta, las partes involucradas siguen siendo entidades legales distintas (es decir, empresas u organizaciones individuales), pero comparten recursos, experiencia y beneficios, así como los posibles riesgos, pérdidas y costes.

Las empresas conjuntas son siempre acuerdos temporales, pero pueden ser a corto, medio o largo plazo, según la naturaleza de las tareas y los objetivos que impulsan la empresa conjunta.

Una empresa conjunta a veces se abrevia como JV y también puede denominarse empresa conjunta, inversión conjunta o colaboración empresarial.

Tipos de empresa conjunta

Los PCGA del Reino Unido definen tres tipos principales de empresas conjuntas:

  • Operaciones controladas conjuntamente : por medio de las cuales las partes comparten equipos y colaboran en las operaciones diarias, pero no comparten la propiedad de ningún activo o la gestión de actividades económicas.
  • Activos controlados conjuntamente : cada una de las partes involucradas en la empresa conjunta contribuye a la compra de un activo. Luego, el activo se comparte equitativamente entre las partes de la empresa conjunta.
  • Entidades controladas conjuntamente : mediante las cuales las partes comparten la gestión y el control de las actividades económicas. Este tipo de empresa conjunta suele estar estrictamente regulado por un acuerdo de empresa conjunta.

En el Reino Unido, no existen leyes que restrinjan cómo debe estructurarse una empresa conjunta, lo que significa que:

  1. Las empresas conjuntas no se limitan a ninguna estructura empresarial específica.
  2. La organización y la gestión diaria de una empresa conjunta se define por el acuerdo de empresa conjunta, más que por la ley.

Aunque muchos no siguen una estructura legal específica, las empresas conjuntas pueden registrarse como:

  • Una corporación
  • Una sociedad con responsabilidad ilimitada o limitada
  • Un acuerdo de franquicia
  • Un acuerdo de agencia
  • Un acuerdo de distribución

El que una empresa conjunta deba registrarse como una corporación, una sociedad o uno de los muchos otros tipos de empresa conjunta depende de las necesidades y objetivos de las partes involucradas.

Acuerdo de empresa conjunta

Todos los tipos de empresa conjunta deben tener un acuerdo de empresa conjunta, que es un documento escrito importante que brinda protección legal a todas las partes involucradas. Entre otras cosas, un acuerdo de empresa conjunta debe incluir:

  • El objetivo de la empresa conjunta
  • La estructura de la empresa conjunta
  • Los derechos y obligaciones de cada parte
  • Contribución financiera inicial de cada parte
  • Cómo se deben compartir los pasivos, las ganancias y las pérdidas entre las partes
  • Cómo se gestionará la empresa conjunta en el día a día
  • Cómo se resolverán las disputas
  • Una estrategia de salida

Para algunos tipos de empresa conjunta, es posible que un acuerdo de empresa conjunta también deba abordar cuestiones como la confidencialidad y la propiedad intelectual.

Contabilidad de empresas conjuntas

Para las empresas que participan en empresas conjuntas, existen reglas específicas para administrar las cuentas de la empresa. Estos se describen en el Resumen de la NIC 102 del Consejo de Información Financiera – Sección 15.

Las reglas para la contabilidad de empresas conjuntas a veces entran en conflicto con otras pautas y regulaciones contables. Por lo tanto, es esencial consultar con un profesional de la contabilidad si no está seguro de cómo administrar las cuentas como parte de una empresa conjunta.

Empresa conjunta e impuestos

HMRC considera que algunas empresas conjuntas son una especie de asociación a efectos fiscales. Esto se conoce como una empresa conjunta para el IVA.

Las empresas conjuntas para el IVA son entidades jurídicas distintas que tienen sus propios números de registro de IVA. Al igual que otras empresas y organizaciones registradas para el IVA, las empresas conjuntas para el IVA son responsables de declarar su IVA a HMRC.

Ventajas y desventajas de una empresa conjunta

Hay muchas razones por las que las empresas eligen formar parte de una empresa conjunta, como expandir su negocio, desarrollar nuevos productos o servicios y trasladarse a nuevos mercados (y a nuevos países en particular).

Sin embargo, antes de comprometerse con otra parte, es importante sopesar las ventajas de una empresa conjunta con las desventajas de una empresa conjunta.

Ventajas de una empresa conjunta

Algunas de las principales ventajas de una empresa conjunta incluyen:

  • Nuevos conocimientos, conocimientos y experiencia de las otras partes
  • Aumento de recursos, como personal, tecnología y capital.
  • Costos compartidos
  • Mayor participación de mercado

Si bien existen muchos beneficios de una empresa conjunta, estos beneficios solo pueden obtenerse al encontrar un socio y un acuerdo que funcione para su negocio. Por lo tanto, debe llevar a cabo la diligencia debida para asegurarse de que las otras partes involucradas en la empresa conjunta sean una buena combinación con su negocio y que el acuerdo de empresa conjunta funcione para todas las partes involucradas.

Desventajas de una empresa conjunta

Por otro lado, las principales desventajas de una empresa conjunta incluyen:

  • La cantidad de tiempo, planificación e investigación que se dedica a organizar una empresa conjunta exitosa.
  • Un posible choque de cultura empresarial entre las organizaciones participantes
  • La posibilidad de que las otras partes no pongan su peso

Todos los tipos de empresas conjuntas plantean riesgos potenciales, pero estos riesgos se pueden minimizar mediante una planificación cuidadosa, una comunicación eficaz y un acuerdo exhaustivo de empresas conjuntas.

Ejemplos de empresas conjuntas

Muchas empresas conocidas se han asociado con otras organizaciones como una empresa conjunta. Algunos de los ejemplos de empresas conjuntas incluyen:

  • Google Earth, que es el resultado de una empresa conjunta entre la NASA y Google
  • Vodafone UK y Telefonica UK, que fusionaron su infraestructura de red en 2012, funcionando a través de una única red, mientras mantienen el control sobre sus propios datos de clientes y funcionan como empresas individuales.

Si bien estos ejemplos de empresas conjuntas han tenido éxito, también hay muchos ejemplos de empresas conjuntas que han fracasado. Por ejemplo, en 2014, Tesco participó en una empresa conjunta fracasada con el minorista chino China Resources Enterprise.

Articulos relacionados

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *