Un costo variable se refiere a un gasto comercial que se ve afectado por fluctuaciones en la producción y, por lo tanto, cambia entre períodos determinados.

Las empresas afrontan regularmente costes variables. Un costo variable está estrechamente relacionado con los niveles de producción de la empresa: aumentan cuando los niveles de producción aumentan y disminuyen cuando disminuyen.

Por lo tanto, los costos variables difieren de un período a otro, dependiendo de la cantidad de producción. Los costos asociados con los costos variables son aquellos que contribuyen directamente a los bienes o servicios que ofrece una empresa.

Por qué los costos variables son importantes

Los costos variables no solo son una parte importante del funcionamiento de un negocio, sino que también pueden ser clave para convertir el equilibrio en ganancias. O las ganancias existentes en mayores ganancias.

Hacer un seguimiento de los costos variables puede proporcionar información crucial sobre hacia dónde se dirige la salida de efectivo y en qué medida. Las ganancias de una empresa pueden verse directamente afectadas ajustando los costos variables pero manteniendo los precios de venta.

Qué significan los costos variables para su negocio

Por otro lado, el aumento de los costos no es necesariamente negativo al ver el estado de resultados de una empresa. Puede indicar un aumento en las ventas, que luego requeriría más costos para producir la cantidad de bienes en demanda. Esto luego se traduce en mayores ingresos a más largo plazo.

Sin embargo, cabe señalar que los ingresos deberían crecer más rápidamente que los gastos. Por ejemplo, una empresa experimenta un crecimiento de los ingresos del 5%, y el costo de los bienes vendidos aumenta en un 3%, lo que indica que los costos probablemente hayan disminuido. Si se pueden reducir aún más, esto serviría para aumentar la rentabilidad.

Ejemplos de costos variables

Los costos que varían según su producción se consideran costos variables. Las diferencias entre el período de pago y el período de pago pueden ser importantes o menores, según los niveles de producción del período determinado.

Los costos variables comunes para las empresas incluyen:

  • Materias primas : los materiales comprados por la empresa que se utilizan para crear productos terminados.
  • Embalaje : los materiales utilizados para embalar mercancías para su envío a los clientes.
  • Envío : el costo de envío de pedidos a los clientes.
  • Mano de obra : horas directamente asociadas con la producción de bienes / servicios.
  • Comisión : pagos realizados a los empleados en función de las ventas
  • Tarifas de tarjetas de crédito : los costos asociados con el uso de tarjetas de crédito para pagos

Estos ejemplos son costos generales que puede experimentar una empresa para dar una indicación de qué tipo de gastos se ven afectados por la producción.

Costo variable vs costo fijo

Las empresas se ocupan no solo de los costos variables, sino también de otra forma principal de gasto conocida como costos fijos. Estos costos se mantienen principalmente estables, ya que no se ven afectados por los cambios en el nivel de producción.

Los costos fijos pueden tener un elemento variable, pero en general se refieren a gastos que son más predecibles y no están ligados a niveles de producción. Los costos fijos pueden incluir gastos como alquiler, uso de electricidad, etc.

Ecuación de costo variable

La ecuación del costo variable puede ayudarlo a determinar el costo variable total:

Costo variable por unidad producida X Cantidad total de unidades producidas = Costo variable total

Esta ecuación se puede utilizar para determinar el total de costos variables involucrados en el proceso de fabricación de una empresa.

5/5 - (2 votos)

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *