El costo de la calidad o el costo de la calidad o el costo de la calidad (COQ) constituyen los costos en los que incurre una empresa para crear un producto de calidad. O podemos decir que es el costo de prevenir, detectar y abordar problemas de calidad en un producto. O, podemos decir, COQ incluye el costo para evitar la producción de baja calidad, así como los costos en los que incurre una empresa después de producir bienes de calidad inferior.

Un punto a tener en cuenta es que el costeo de la calidad no solo significa el costo de mejorar el valor percibido de un producto, o el uso de materiales caros o de muy alta calidad. En cambio, su objetivo es garantizar que el producto cumpla con las expectativas del comprador.

Por ejemplo, si un cliente compra un teléfono inteligente económico, no esperaría que tuviera características premium, como 5-6 cámaras, batería de larga duración, más almacenamiento, etc. En cambio, el usuario al menos esperaría que funcionara. correctamente.

Costeo de calidad: ¿cómo surge?

Los problemas de calidad pueden surgir en cualquier empresa, y estos problemas resultan en costos de calidad. Los problemas pueden deberse a un problema o un error de uno o más departamentos. Por ejemplo, una falla en el diseño del producto haría que todo el proceso fuera inútil.

También pueden surgir problemas debido a errores en el momento de la producción, o si el proveedor envía material incorrecto o de calidad inferior. Además, la entrada incorrecta del pedido de un cliente también podría resultar en un costo de calidad, ya que significaría que el producto llegaría al cliente equivocado o que el cliente recibiría el producto defectuoso.

Categorías o Tipos de Costos de Calidad

Hay cuatro categorías de costos de calidad:

Costos de prevención

Como sugiere el nombre, estos costos ayudan a una empresa a prevenir o minimizar los problemas de calidad. Estos son los más efectivos y relevantes. Es porque evitar un problema en la etapa inicial da como resultado el ahorro de mano de obra y los gastos generales de fabricación necesarios para producir esa unidad (o unidades) defectuosas.

Estos costos incluyen el costo de capacitación de empleados, control de procesos estadísticos, certificación de proveedores, fortalecimiento del diseño de productos y más. Los empleados reciben capacitación en los procesos de producción. Ayuda a eliminar cualquier mal funcionamiento de fabricación. Dichos costos también ayudan a reducir los costos de chatarra ya que no hay chatarra o hay menos chatarra. Algunos ejemplos más de costos de prevención son los círculos de calidad, el soporte técnico a proveedores, una auditoría del sistema de calidad, y más.

Costos de tasación (o costos de inspección)

Los costos de evaluación incluyen inspecciones para evitar que ocurran problemas de calidad. Por ejemplo, permitir o alentar a los empleados de producción a inspeccionar las piezas y las materias primas cuando lleguen. Además, necesitan examinar los elementos cuando salen de su planta de producción. Dicha inspección garantiza la detección oportuna de problemas, si los hubiere. Otros ejemplos de costos de evaluación son la depreciación del equipo de prueba, el costo de la ejecución de la prueba, el salario del personal de prueba, las inspecciones de control de calidad y más.

Costos de fallas internas

Los costos de fallas internas incluyen costos tangibles después de que una empresa produce un producto defectuoso o inferior. En este caso, el envío no pasa al cliente. Las fallas internas generan más desechos, desechos y costos por deterioro. Incluye el costo del material directo, la mano de obra directa, los gastos generales de fabricación, el costo de volver a trabajar los productos, la eliminación de productos defectuosos y más.

Costos de fallas externas

El costo de falla externa incluye costos tangibles e intangibles en un producto enviado a un cliente. En tal caso, la empresa tendrá que incurrir en atención al cliente adicional, costo de retiro del producto, costo de demanda (si corresponde) y costos de garantía. Además, la empresa también tendría que asumir el costo de una mala reputación y el costo de perder clientes. Estos costos podrían resultar muy costosos para la empresa, e incluso pueden hacer que la empresa caiga.

Los dos primeros, costos de prevención y evaluación, son el costo de la buena calidad (CoGQ). Los costos de fallas internas y los costos de fallas externas son el costo de la mala calidad (CoPQ). Se debe a que los dos primeros tipos impiden una producción de calidad inferior, mientras que las dos últimas clases son el resultado de problemas de calidad con la empresa.

Además, una empresa necesita clasificar los costos correctamente: en costos de prevención, evaluación y fallas internas y externas. Aseguraría la asignación óptima de fondos entre diferentes iniciativas de control de calidad.

¿Como calcular?

Existe una fórmula simple para calcular el costo de la calidad (COQ). Es el costo del control más el costo de la falla del control.

El costo de control incluye el costo de prevención más el costo de evaluación, mientras que el costo de falla de control incluye el costo de falla interna más el costo de falla externa.

En general, cuanto menor sea el costo del cálculo de costos de calidad, mejor será. Sin embargo, esto no siempre es posible ya que el COQ depende del costo del control y del costo de la falla del control. Ambos costos generalmente se mueven en la dirección opuesta. Significa que si el costo del control es mayor, entonces el costo de la falla del control es menor. Y, si el costo del control es menor, entonces el costo de la falla del control podría ser mayor.

Podemos calcular rápidamente el COQ en términos de número de horas o días. Sin embargo, la mejor manera sería cuantificar el COQ o calcularlo en términos monetarios. Aún mejor sería calcular el COQ como un porcentaje del costo total. Tener el COQ en términos porcentuales facilitaría la comparación con otros proyectos o empresas.

Los expertos recomiendan que una persona responsable de calcular y reportar el COQ sea externa al proyecto. Ayudaría a garantizar la imparcialidad, así como la precisión.

¿Cómo mejorar la calidad?

Existen algunas estrategias comunes que podrían ayudar a una empresa a mejorar la calidad de sus productos y servicios. Estos son:

  • Desarrollar una sana relación con los proveedores. Significa involucrar suministros en el proceso de producción, auditar a los proveedores, calificar a los proveedores y más.
  • Explicar la importancia de la calidad para los empleados. Explique cómo los productos de la calidad adecuada aumentarían su rendimiento y pago, y viceversa.
  • La empresa debe garantizar que la información de calidad y cumplimiento y el proceso sean visibles en toda la empresa y en varios departamentos.
  • Hacer uso de los desarrollos tecnológicos para mejorar la calidad de las herramientas y los procesos de producción.

Ultimas palabras

El costeo de la calidad es muy importante para una empresa. Podría ayudar a una empresa a evitar gastos masivos en los que incurriría si produce productos de baja calidad. Por lo tanto, podemos decir que no solo ayuda a una empresa a aumentar la rentabilidad, sino que también aumenta la satisfacción y retención del cliente.

Continúe leyendo sobre otros tipos de costos clasificados en diferentes bases.

Rate this post

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *