Los contratos mercantiles son documentos que cubren diferentes factores legales y comerciales. El termino en si abarca muchas leyes, las cuales regulan las diferentes transacciones comerciales. El código de Comercio Uniforme es la autoridad principal que dirige los contratos y las transacciones comerciales, aunque también los estados poseen regulaciones que están relacionadas con los contratos mercantiles.

¿Qué son los contratos mercantiles?

Un contrato mercantil es un documento legal vinculante, el cual coloca una parte en una posición vinculante, puede ser para hacer algo o no dentro de la actividad que se declara. Estos contratos son utilizados principalmente por empresas y organizaciones, donde la idea principal es poder garantizar que los acuerdos legales permitan que se apliquen todos los beneficios que figuran en el contrato. También se indican dentro del contrato todos los términos del acuerdo, los cuales cubren todos los factores mas importantes. En el caso de que una de las partes falle con su parte del acuerdo, se genera un incumplimiento del contrato. Los contratos comerciales que no se redactan de forma correcta y que poseen áreas débiles pueden socavar el acuerdo plasmado en el documento. Por lo cual, es muy importante tener un contrato que este redactado por un abogado y de esa forma evitar debilidades en el contrato.

Tipos de contratos mercantiles

Los contratos mercantiles pueden ser escritos o verbales, pero es recomendable tener un contrato de forma escrita, debido a que seria mucho mas difícil hacer cumplir un contrato de forma verbal en los tribunales (debido a la falta de documentación). Los contratos pueden ser formales o informales y pueden ser relacionados con todo tipo de actividad como: Comercial, salarios, contratación y seguridad. Es posible poder ejecutar un contrato para poder establecer todos los términos relacionado a cualquier actividad comercial, siempre y cuando estén todos los componente enumerados en el contrato:

  1. Venta de bienes, ya sea al por menor o en partes.
  2. Prestación de servicios tales como servicios de proveedores y empleo.
  3. Uso de propiedad intelectual, incluidas patentes , marcas comerciales , derechos de autor y secretos comerciales.
  4. El derecho de cualquier parte dada a divulgar información confidencial o participar en una competencia.
  5. Arrendamiento o compra de bienes inmuebles.
  6. Proceso de un contrato comercial.
RECOMENDADO:  Proceso de Selección de Personal

Un contrato mercantil posee dos partes contra una parte que solicita a la otra parte, para poder realizar una actividad o una tarea especifica. También se utiliza cuando una parte se siente de acuerdo en no participar en una actividad, como un acuerdo de no competencia.

¿Qué es un formato de contrato mercantil?

Un formato de contrato mercantil es una plantilla para contratos que tratan con:

  • Ventas a granel o compras de productos.
  • Comprar o vender una empresa.
  • Licenciamiento del conocimiento técnico.
  • Derechos de autor.

Estas son algunas de las cosas que cubre un formato de contrato comercial.

Elementos necesarios para un contrato válido y exigible

Todos los estados poseen una legislación que dirige los contratos comerciales, el Código de Comercio Uniforme dicta todas las pautas legales que se relacionan con la venta de productos. El Código de Comercio Uniforme declara que tiene que existir un acuerdo en donde se debe realizar una oferta, seguida de una aceptación. El núcleo para este requisito es que las dos partes estén de acuerdo en cada aspecto material, servicios y elementos financieros del acuerdo. Dichos elementos incluyen:

  • El artículo que se está comprando, vendiendo o entregando
  • La cantidad que se paga
  • Cuando los servicios y / o bienes sean entregados

Las dos partes deben intercambiar algo entre si. Siendo esta la parte en donde se separa el contrato de ser considerado como un regalo y se pasa a conocer como consideración. Esto significa que las dos partes deben renunciar a algo que tenían derecho a conservar, ya sea dinero, bienes o servicios o bien, no hacer algo que tenían el derecho de hacer. Cada parte debe ser legalmente elegible para poder crear un acuerdo de contrato. Como mencione anteriormente, la mayoría de los estados ya tienen sus pautas legales, las cuales indican que las personas que son menores de edad no son elegibles para figurar en un contrato. La persona que firma un contrato no puede ser:

  • Menores de 18 años de edad
  • Bajo la influencia de las drogas
  • Embriagado
  • Incapacitado por una discapacidad o una enfermedad

Las dos partes deben celebrar el contrato firmado de forma voluntaria. En el caso de que alguna de las dos partes celebre un contrato contra su voluntad o bajo engaño, puede anular el contrato. Una de las partes también puede cancelar el contrato si existe un error en los artículos que se venden, ofrecen o compran. El material objeto del contrato tiene que ser legal y autorizado. Las partes no pueden celebrar el contrato para realizar actos ilegales de ningún tipo.

Rate this post

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *