Contrato de precio unitario Significado, factores, ventajas y desventajas

¿Qué entendemos por contrato de precio unitario?

Un contrato de precio unitario es una forma popular de contrato con un uso máximo en el campo de las obras públicas de construcción. También los llamamos “contratos de medición”, “contratos de remedición” o “contratos de medición y pago”. Los contratistas utilizan dichos contratos cuando el alcance del trabajo propuesto no está claro ni es incierto. El alcance y la cantidad de trabajo pueden variar de cualquier manera durante la etapa de ejecución del contrato en sí. Por lo general, se encuentra con un aumento en el alcance.

El trabajo puede aumentar a mitad de camino durante el proyecto una y otra vez según los requisitos. Por este motivo, resulta imposible preparar un presupuesto exacto y cotizar el precio total del proyecto. Asimismo, el aumento del alcance del trabajo suele implicar la repetición de actividades ya realizadas durante el transcurso del proyecto o algo similar a éste. Esto facilita la fijación de precios del trabajo adicional. El contratista puede cobrarlos fácilmente sobre la base de las estimaciones anteriores que se han aprobado para el proyecto.

En un contrato de precio unitario, el contratista primero divide el trabajo total a realizar en partes o “unidades”. Luego prepara una estimación de precios para cada una de las unidades. El precio depende de la cantidad de material utilizado, los gastos generales, los cargos por mano de obra, su participación en las ganancias, etc. La parte que realiza el trabajo obtiene una estimación del costo total del trabajo. En caso de que aumente alguna unidad o parte de la obra, el contratista puede simplemente agregar el precio de esa unidad o unidad en particular a la factura total. Hay pocas o insignificantes posibilidades de que surja una disputa por cuestiones de precios más adelante porque las tarifas ya se aprobaron en el momento de la finalización del contrato. Por lo tanto, es ventajoso para ambas partes del contrato.

¿Cuáles son los costos a considerar al preparar un contrato de precio unitario?

Costo de Material

Este es el componente principal y más fácil para calcular el costo en dichos contratos. El contratista debe preparar una estimación correcta del costo total del material en el que incurrirá por cada unidad del proyecto. Además, también debe hacer las provisiones apropiadas para los desperdicios para que no incurra en ninguna pérdida debido a una estimación inapropiada más adelante. También debe hacerse cargo de cualquier aumento o disminución que espera durante el período de ejecución del contrato. Especialmente cuando el período de ejecución es lo suficientemente largo.

Costo de mano de obra

Después del material, el mayor costo en cualquier proyecto es el de la mano de obra. El contratista debe preparar una lista extensa de todos los trabajadores calificados, semicalificados y no calificados que requerirá para el proyecto. Luego tendrá que dividir sus roles y asignarlos adecuadamente y cobrarles por cada una de las unidades. La mano de obra aquí puede incluir supervisores, arquitectos, operadores de equipos y máquinas, artesanos y mano de obra, etc. Además, tendrá que asignar adecuadamente sus costos sobre la base de sus salarios y tarifas por hora.

Costo de los gastos generales

La estimación y la asignación correctas de los costos generales pueden ser un poco difíciles para cualquier contratista. Dichos costos pueden incluir alquiler, facturas de servicios públicos, suministros diversos, costos de combustible, seguros, transporte y logística, impuestos, etc.

Otros costos

Muchas veces, los contratistas de un gran proyecto subarrendan su trabajo a otros contratistas más pequeños. Por lo tanto, deben tenerse en cuenta los costos correspondientes a tales socios en el trabajo. Además, puede haber una gran cantidad de costos inesperados que pueden surgir más adelante en cualquier proyecto. Los costos de inspección, el costo de los permisos y licencias, etc. pueden surgir y su estimación correcta puede ser muy desafiante. Por lo tanto, los contratistas suelen incluir un porcentaje como costo de contingencia.

Ganancia

Esta es la parte más importante de la fijación de precios para cualquier contratista, ya que es su fuerza impulsora y la razón para aceptar el contrato. El contratista debe mantener una cantidad realista y justa de ganancias para sí mismo. Puede marcar un porcentaje de los costos totales como sus ganancias o puede cobrar una tarifa fija. Al igual que otros costos, esta parte también debe asignarse a los diversos segmentos y unidades del proyecto para una distribución equitativa. Y así llegar al costo final por unidad. 

¿Cuáles son las ventajas de un contrato de precio unitario?

Facturación simple y transparente

Un contrato de precio unitario mantiene el proceso de facturación simple, transparente y libre de ambigüedades. Las tarifas para cada unidad o porción de trabajo respectiva se fijan al inicio del proyecto. Ambas partes del contrato están claras de la factura total a esperar según el alcance del trabajo. No queda ninguna posibilidad de disputa con respecto al costo del trabajo adicional.

Flexibilidad

Un contrato de precio unitario ofrece una inmensa flexibilidad durante el transcurso del proyecto. Dado que estos proyectos pueden durar varios años, la necesidad adicional de trabajo puede surgir en una etapa posterior a la planificación inicial. Permite agregar o expandir el proyecto a mitad de camino, lo que puede ser muy útil para el equipo de planificación e implementación del proyecto.

¿Cuáles son las desventajas de un contrato de precio unitario?

Falta de ambigüedad en el costo del proyecto y los plazos

El costo del proyecto a esperar en un contrato de precio unitario es inequívoco. El alcance del trabajo puede cambiar más adelante. Por lo tanto, la elaboración de un presupuesto para un proyecto se vuelve difícil y puede consumir más recursos financieros de una empresa de lo esperado al principio. También requiere mucho papeleo para medir y verificar exactamente el trabajo real realizado.

Además, dado que estos contratos permiten un aumento en el alcance del trabajo en una etapa posterior, los plazos que deben cumplirse a menudo no están claros. El contratista no tiene claro el momento exacto en que él y sus recursos se liberarán de un proyecto en particular. Esto dificulta su planificación para emprender un nuevo proyecto y asignar sus recursos a otra parte.

Retraso en Pagos

Muchas veces los contratistas enfrentan el problema de la demora en los pagos adeudados. Volver a medir o sumar unidades al trabajo es un proceso que toma tiempo. Su planificación y aprobación puede retrasar todo el proyecto. Esto eventualmente retrasará el pago del contratista.

Dificultad en la fijación de precios

La estimación y el precio correctos de cada unidad de trabajo es un proceso muy desafiante para cualquier contratista. Los componentes básicos del costo pueden sufrir cambios según los cambios en el alcance del trabajo o unidades. Esto hace que sea difícil llegar al costo correcto de las unidades más adelante cuando se agreguen unidades adicionales al proyecto.

¿Qué sucede si el costo aumenta a mitad de camino durante un contrato de precio unitario?

Como se discutió anteriormente, un contratista prepara una estimación de todos los costos en los que podría incurrir por cada unidad de trabajo. Luego le suma su ganancia y da el precio total de cada una de las unidades. Pero, ¿qué sucede si el costo total del proyecto aumenta durante la vigencia del mismo? Los proyectos de obras públicas son grandes, como la construcción de carreteras, puentes, instalación de nuevas líneas ferroviarias, etc. Pueden tardar varios años en completarse. Así, el precio unitario que se fijó al inicio del contrato puede volverse obsoleto e irrelevante al cabo de unos años por el efecto de los aumentos de precios y la inflación.

Para proteger los intereses del contratista, los departamentos gubernamentales, como Ferrocarriles, ofrecen una cláusula de «Variación de precio» en el contrato. El contratista puede reclamar la variación o diferencia en el precio actual de los insumos y su precio estimado al inicio del proyecto. Esta variación es sancionada de acuerdo al índice de variación de precios que periódicamente actualizan las autoridades rectoras. Así, esta cláusula salvaguarda los intereses del contratista. Dicha cláusula también brinda claridad sobre cómo se trabajarán los costos y limita la disputa con respecto al aumento de precio y el costo total. El contratista también se salva y queda libre del riesgo de variación de precios.

Lea también el contrato de suma global frente al contrato de precio unitario para obtener más información.

Rate this post

Articulos relacionados

Una respuesta a “Contrato de precio unitario Significado, factores, ventajas y desventajas”

  1. Laura Labrador dice:

    Quisiera saber si en un contrato de precios unitarios fijos, el contratante me puede pedir las facturas de las compras o pagos de subcontratistas para liberar pagos, como si fuera un contrato de administración delegada

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *