La equidad es básicamente la cantidad que los propietarios invierten en un negocio. El capital incluye principalmente dos componentes, uno que los propietarios invierten directamente y el otro proviene de las ganancias que genera una empresa. En este contexto, clasificamos el patrimonio en dos tipos: capital aportado o pagado y capital ganado. Para comprender los dos términos: capital aportado y capital ganado, es crucial que sepamos qué significa capital aportado vs capital ganado.

Capital aportado

Constituye el efectivo y otros activos que los inversionistas ponen en la empresa a cambio de las acciones. O, en palabras sencillas, podemos decir que es el precio que pagan los inversores por su participación en el negocio. Este capital incluye los fondos que una empresa obtiene de la oferta pública inicial, las ofertas secundarias, las cotizaciones directas, así como la emisión de acciones preferentes. Además, también consiste en el activo o la reducción del pasivo a cambio de acciones.  

También llamamos a este capital como capital pagado. Hablando de cómo calculamos este capital, incluye la cantidad que pagan los accionistas para comprar una participación en una empresa. El capital pagado es básicamente el valor nominal o nominal de las acciones suscritas/compradas por los propietarios e inversionistas . Cualquier cantidad pagada por encima del valor nominal de las acciones se denomina capital adicional pagado. Junto con los dos, el capital pagado y el adicional pagado, constituyen el capital aportado.

Capital Ganado

No es más que la parte de los ingresos netos de la empresa que planea retener. O bien, es la utilidad neta después de pagar los dividendos acumulados a lo largo de los años, si los hubiere. Por lo tanto, no estará mal llamar capital ganado a las ganancias retenidas. Este capital ganado/ganancias retenidas junto con el capital pagado forma el patrimonio total de la empresa. 

El saldo de capital ganado aumentará si una empresa elige retener parte (o la totalidad) de su ingreso neto. Por otro lado, el saldo disminuirá si una empresa elige distribuir dividendos por encima del monto de la utilidad neta, o si una empresa incurre en una pérdida. En caso de pérdida, el saldo se reducirá por el monto de la pérdida. El saldo seguirá siendo el mismo si la empresa obtiene ganancias, pero lo distribuye todo en forma de dividendos.

Por lo general, es poco probable que una nueva empresa o una empresa de bajo crecimiento distribuya dividendos. Por lo tanto, dichas empresas tendrán más capital ganado, si obtienen ganancias.

Ultimas palabras

Tanto el capital aportado como el capital ganado son muy importantes para una empresa. El primero representa la inversión del propietario y los inversionistas. Y, este último indica si la empresa está ganando o no, y cuánto está reteniendo. Juntos, los dos forman el Patrimonio Neto.

Rate this post

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *