El capital de trabajo neto (NWC) es significativo para un negocio, o podemos decir que es el sustento de una empresa. Permite a la empresa cubrir sus gastos a corto plazo o ejecutar sus operaciones sin problemas. La fórmula para calcular el capital de trabajo neto es activo circulante menos pasivo circulante. Los cambios en el capital de trabajo neto, por otro lado, son la diferencia entre el NWC de dos períodos cualesquiera: años, trimestres o meses.

Una empresa necesita calcular este cambio para asegurarse de que tiene suficiente capital de trabajo o que no hay escasez de fondos. También es un método común que las empresas adoptan para realizar análisis financieros. A veces, calcular solo un aumento o una disminución en el capital de trabajo no da una imagen clara.

Por ejemplo, si una empresa se encuentra en una fase de crecimiento, su pasivo a corto plazo aumentaría. Sin embargo, no es malo para el negocio. Por lo tanto, para obtener una imagen clara del efectivo de la empresa, debemos calcular los cambios en el capital de trabajo neto.

Cambios en el Capital de Trabajo Neto – ¿Cómo Calcular?

La fórmula para calcular los cambios en el capital de trabajo neto es: capital de trabajo del año actual menos capital de trabajo del año pasado.

Otra fórmula es: cambio en los activos circulantes de dos períodos menos cambio en los pasivos circulantes de esos dos períodos.

Ahora, veamos los pasos para calcular los cambios en el capital de trabajo neto:

Primero, calcule la cantidad total de activos corrientes para el año actual y el anterior utilizando las cifras del balance general.

En segundo lugar, calcule la cantidad total de pasivos corrientes para el año actual y el anterior utilizando las cifras del balance general.

Tercero, use los dos anteriores para obtener el capital de trabajo neto para el año actual y el anterior.

Cuarto, ahora use la fórmula anterior para calcular los cambios en el capital de trabajo.

También puede utilizar nuestra calculadora de prima de riesgo de vencimiento

Ejemplo

Consideremos un ejemplo para entender mejor el cálculo.

La empresa A tiene un activo circulante de $20 000 y un pasivo circulante de $10 000 para el año 2020. El activo circulante y el pasivo circulante para 2019 fueron de $15 000 y $8 000, respectivamente.

Para el año 2019, el capital de trabajo neto fue de $7,000 ($15,000 menos $8,000).

Para el año 2020, el capital de trabajo neto es de $10 000 ($20 000 menos $10 000 ).

Ahora , los cambios en el capital de trabajo neto son $3,000 (10,000 menos $7,000).

En este caso, el cambio es positivo, o el capital de trabajo actual es mayor que el año pasado. Significa que la Compañía A tendría que encontrar formas de financiar este aumento. Puede vender acciones, endeudarse más o vender activos para hacer frente al aumento del capital de trabajo.

  • Una empresa no verá ningún cambio en el capital de trabajo si los activos y pasivos circulantes aumentan en la misma cantidad.
  • Si el cambio es positivo, podría significar que los activos circulantes en el período actual han aumentado más que el cambio correspondiente en los pasivos circulantes.
  • Por el contrario, si el cambio es negativo, significaría que los pasivos circulantes han aumentado más que el cambio correspondiente en los activos circulantes.

Explicación

El capital de trabajo es una buena medida de la liquidez. Una empresa con capital de trabajo positivo, es decir, con más activos circulantes que pasivos circulantes, podría cubrir sus gastos a corto plazo y continuar sus operaciones cómodamente. Sin embargo, si la variación entre el activo circulante y el pasivo circulante es demasiado, podría significar la subutilización de los recursos. De manera similar, el capital de trabajo negativo (pasivos circulantes más que activos circulantes) no siempre es malo. Podría significar que la empresa está creciendo.

En la misma línea, un cambio en el capital de trabajo neto nos da una idea de la posición de caja de una empresa. Si el cambio es positivo, significaría que hay más salida de efectivo en forma de más activos circulantes. Si la diferencia en el capital de trabajo neto es negativa, significaría que los pasivos circulantes han aumentado más, como un aumento en las cuentas por pagar. Entonces, esto significaría una entrada de efectivo.

Factores que afectan el capital de trabajo

Los siguientes factores resultan en un aumento o disminución en el capital de trabajo:

  • Si una empresa sigue una política de crédito indulgente, aumentará sus cuentas por cobrar. Una política de crédito estricta daría como resultado una disminución en las cuentas por cobrar, pero afecta negativamente las ventas.
  • Una empresa con demasiado inventario tiene más capital de trabajo. O, podemos decir, un aumento en las acciones aumenta la salida de efectivo.
  • El retraso en las cuentas por pagar también afecta los cambios en el capital de trabajo.
  • Una empresa de alto crecimiento necesitará más efectivo para comprar inventarios. Además, tendría más cuentas por cobrar.
  • Una empresa que compra en grandes volúmenes para reducir el costo unitario necesitaría más fondos.

Importancia

Los siguientes puntos reflejan la importancia de los cambios en el capital de trabajo neto:

  • Es una parte relevante del estado de flujos de efectivo e indica el flujo de efectivo operativo.
  • La variación del capital circulante es un insumo fundamental para la valoración de una empresa.
  • También sugiere si los activos circulantes aumentan o disminuyen en proporción a los pasivos circulantes o no.
  • Un aumento en la NWC significaría una mejor posición de liquidez. También podría significar que la empresa está explotando efectivamente sus recursos existentes.
  • Ayuda a responder una pregunta importante: ¿la empresa necesita más efectivo a medida que crece o genera más dinero a medida que crece?

Ultimas palabras

Calcular los cambios en el capital de trabajo neto de un período a otro es importante para que una empresa obtenga una imagen clara de su posición de efectivo. Además, es igualmente vital para una empresa realizar un seguimiento de esos cambios para administrar adecuadamente sus flujos de efectivo operativos. Un cambio positivo constante debería hacer sonar las alarmas de que el saldo de efectivo se está reduciendo. Si la empresa no toma las medidas necesarias, es posible que tenga que vender activos o utilizar otras fuentes de fondos para continuar con las operaciones.

Rate this post

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *