La angustia financiera es una situación en la que una empresa lucha por generar suficientes ganancias para cumplir con sus obligaciones financieras. Puede haber varias razones para tal situación. Sin embargo, algunos de los más habituales son los activos ilíquidos, los costes fijos elevados, las macrotendencias desfavorables, etc.

Algunos de los signos de una empresa que enfrenta dificultades financieras son la imposibilidad de pagar a los acreedores y a terceros y el desafío de pagar las facturas mensuales y los salarios. Cuando una empresa se encuentra en tal situación, no solo afecta a la alta dirección. Los empleados también pueden sufrir una baja moral y un mayor estrés debido a que la empresa no puede cumplir con sus obligaciones.

Las empresas generalmente se aseguran de no ignorar los signos de dificultades financieras, ya que podrían tomar un giro severo a largo plazo. Cada gestión tiene como objetivo revertir cualquier tipo de dificultad financiera y mantener a la organización inmune a una reacción instintiva.

La estrecha coordinación de la gerencia, los gerentes de crédito y otras partes interesadas es algo que las organizaciones deben garantizar para evitar tales situaciones. Además, asegurarse de que haya suficiente efectivo disponible en la organización para cubrir los gastos diarios ayuda a la gerencia a mitigar tales situaciones. Algunas empresas también contratan asesores para agilizar los gastos y garantizar suficiente efectivo en el sistema.

Razones de la angustia financiera

Varias razones pueden poner a una organización en problemas financieros. Sin embargo, podemos agrupar estas causas bajo algunos factores generales. Estos son;

Pérdidas Acumuladas

Las pérdidas en múltiples frentes y las pérdidas continuas son uno de los principales factores responsables de que la empresa entre en dificultades financieras. A menudo, se ve que las empresas de una industria en particular son más propensas a sufrir dificultades financieras en un momento dado. Esto podría deberse a que la industria enfrenta una recesión debido a la nueva legislación, la industria es muy costosa en capital, el flujo de efectivo es lento, los gastos de capital más altos, etc.

Flujo de caja

El flujo de caja es la velocidad a la que el dinero entra y sale del negocio. Una empresa puede estar obteniendo ganancias, pero la mayoría de sus ganancias pueden acumularse. En este caso, es posible que la empresa no tenga efectivo disponible para ejecutar las operaciones diarias. Pero aún debe pagar los gastos mensuales o costos fijos. Así, si una empresa no gestiona adecuadamente su ciclo crediticio, la brecha entre la entrada y salida de caja (pago de gastos) puede aumentar, dejando seca la caja de la empresa.

Cualquier cambio en las políticas fiscales, derechos de aduana o nueva legislación puede afectar el flujo de efectivo y el efectivo disponible de una empresa. Esto podría conducir a una mayor salida de efectivo para cumplir con las obligaciones diarias, lo que resultaría en una pequeña ganancia disponible. Del mismo modo, hay casos en los que las empresas están en una batalla legal con otra empresa y se les ordena pagar una compensación o sanción masiva.

Altos gastos y bajas ventas

Es comprensible que si una empresa tiene bajas ventas y no puede reducir sus gastos, se produzca una crisis de efectivo. Las ventas pueden caer debido a varias razones, como factores cíclicos, demandas estacionales, una economía débil, etc. Sin embargo, la mayoría de las empresas no pueden reducir sus costos fijos y operativos. Esto crea una situación de alto gasto y bajas ventas. Las empresas podrían comenzar a reducir agresivamente el marketing y la marca del producto si surge tal situación. En algunos casos graves, incluso podrían comenzar a despedir empleados para ahorrar costos y evitar la situación de dificultades financieras.

RECOMENDADO:  Ciclo Operativo y Operativo de Caja

Gestión de la deuda

La gestión del crédito es una parte crucial de una empresa para garantizar la disponibilidad de efectivo. A menudo, las empresas caen en la trampa de la deuda si no ganan suficiente dinero para liquidar las obligaciones, incluida la deuda y los intereses de la deuda. El incumplimiento de los pagos de la deuda conduce a una mala calificación crediticia para la empresa. Y esto podría intensificar aún más la crisis a medida que se vuelve difícil obtener más deuda. El retraso en el pago aumenta la carga de intereses. La mala gestión de la deuda puede parecer un problema menor inicialmente, pero podría terminar secando todo el excedente de efectivo de una empresa.

Prácticas contables insuficientes

A menudo, las empresas sin una contabilidad adecuada se enfrentan a situaciones de dificultades financieras. El mantenimiento de registros adecuado podría ayudar a una empresa a identificar tendencias e irregularidades. Y esto permite que la gerencia tome medidas tempranas para abordar las irregularidades y evitar problemas financieros. Además, una empresa también debe hacer presupuestos regularmente. Esto ayuda a la empresa a planificar de una mejor manera y controlar todos los aspectos del negocio.

Consejos para superar las dificultades financieras

Una empresa puede evitar problemas financieros utilizando las siguientes formas;

Comunicación adecuada

Una empresa siempre debe comunicar adecuadamente la información a todas las partes. Por ejemplo, si una empresa no puede pagar a los acreedores a tiempo, debe informarles lo mismo. Además, debe decirles una fecha tentativa en la que pueden esperar el pago. Tal gesto garantizaría que los proveedores no pierdan la confianza en la empresa.

No rompas las promesas

Cumplir las promesas cuando las cosas son favorables aseguraría que las partes confíen en usted cuando necesite su ayuda. Por ejemplo, si hizo una promesa a un acreedor de aumentar el pago, entonces manténgalo. Esto ayuda a generar confianza, y el mismo acreedor podría ayudarlo cuando más lo necesite.

RECOMENDADO:  Cómo iniciar un negocio de serigrafía

Perseguir a los deudores

Solo cuando reciba el dinero de sus deudores a tiempo podrá pagar a los acreedores. Por lo tanto, debe seguirlos activamente, es decir, recordarles que mantengan la fecha de vencimiento. Sin embargo, si tienen dificultades, trátelos de la misma manera que esperaría que sus acreedores lo trataran a usted.

Gestión eficiente

Si una empresa tiene una gestión eficiente, también tendría planes adecuados y planes de respaldo. Además, una gerencia bien informada tendría tiempo suficiente para arreglar cualquier situación de dificultad financiera antes de que se salga de control.

Consultar

Nunca sienta vergüenza de seguir el consejo de los expertos financieros. Estos suelen ser profesionales experimentados que han visto una crisis de este tipo antes. Además, no sigas sus consejos a ciegas. Depende totalmente de usted poner en práctica sus consejos o no.

Multiplicador de la equidad

El multiplicador de capital es una herramienta para determinar la porción de deuda y capital en los activos financieros. Esto ayuda a la gerencia a vigilar el aumento del nivel de deuda y, por lo tanto, a controlarlo.

Ultimas palabras

La angustia financiera es solo una situación desfavorable que a menudo no es permanente. Una empresa con una planificación e implementación adecuadas puede evitar tales situaciones por completo o salir de ellas con bastante rapidez.

Rate this post

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *