La administración es el proceso de venta de activos para recuperar la deuda de una empresa.

La administración crea protección legal para las empresas, ya que sus acreedores no pueden emprender acciones legales para recuperar el dinero que se les debe mientras el deudor está en la administración.

¿Por qué una empresa entra en administración?

Las empresas pueden pasar a la administración si tienen serios problemas con su flujo de caja y no pueden pagar a sus acreedores el dinero que les deben.

Los directores de la empresa pueden iniciar el proceso de administración ellos mismos, pero los acreedores también pueden obligar a una empresa a pasar a la administración mediante una orden judicial.

El proceso de administración de una empresa

Cuando una empresa entra en administración, hay un proceso específico que debe seguirse:

1. Nombramiento de un administrador

El primer paso en el proceso de entrada en administración es nombrar a un administrador. El administrador que designe debe ser un «practicante de insolvencia» profesional, y su empresa debe cubrir sus honorarios.

Mientras está en la administración, el administrador tiene control sobre su negocio y sus activos. Esto no solo significa que pueden vender cualquiera de los activos de su empresa para pagar sus deudas, también pueden renegociar o cancelar contratos, y también pueden hacer que los empleados sean despedidos.

2. Informar a las partes pertinentes

Una vez que haya designado a un administrador, escribirán a sus acreedores y a la Cámara de Empresas. También publicarán su nombramiento en The Gazette, que es un diario oficial de avisos legales.

3. Planificación

El objetivo del administrador es reembolsar a los acreedores de la empresa de la forma más rápida y completa posible mediante el apalancamiento (o la venta) de los activos de la empresa. Tienen ocho semanas para elaborar una declaración que explique cómo planean lograrlo.

Una vez que tienen un plan completo, se debe enviar una copia a los acreedores, empleados y Companies House, invitándolos a todos a apoyar o modificar sus planes en una reunión.

Los planes más comunes incluyen:

  • Negociar un acuerdo voluntario de la empresa (CVA)
  • Vender su negocio a otra empresa como una ‘empresa en marcha’
  • Vender sus activos, pagar a sus acreedores y luego cerrar su empresa
  • Cerrar su empresa si no tiene activos para vender

4. Finalización de la administración

El proceso de entrada en administración finaliza cuando:

  • El administrador decide que se han logrado los objetivos de la administración.
  • El contrato del administrador finaliza. Esto sucede automáticamente después de un año a menos que se renueve el contrato.

Una vez que finalice su período de administración, no tendrá protección contra ninguna acción legal que puedan tomar sus acreedores.

¿Diferencias entre entrar en administración y liquidación?

La administración y la liquidación son procesos que ocurren cuando las empresas luchan por pagar sus deudas; sin embargo, existen algunas diferencias importantes entre la administración y la liquidación.

En primer lugar, las empresas pasan por la administración cuando tienen problemas con el flujo de caja, pero aún pueden ser viables a largo plazo. Por otro lado, la liquidación ocurre cuando un negocio ya no es viable. En otras palabras, mientras que la administración puede resultar en el cierre de una empresa, la liquidación casi siempre termina con el cierre de una empresa.

En segundo lugar, el propósito de la administración es evitar el cierre de una empresa, mientras que la liquidación es el proceso de venta de activos para que una empresa pueda cerrar. Por tanto, la administración se ocupa de evitar el cierre, mientras que la liquidación implica la preparación para el cierre.

Rate this post

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *